Escucha esta nota aquí

Las declaraciones del gobernador cruceño Luis Fernando Camacho sobre el caso de los ítems fantasmas en la Alcaldía cruceña no cayeron bien en el oficialismo. El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, salió a arremeter contra la autoridad cruceña al exponer que esta tuvo apoyo electoral de la exalcaldesa interina Angélica Sosa.

Camacho reabrió viejos capítulos de la cercanía entre el Movimiento Al Socialismo (MAS) y Santa Cruz Para Todos (SPT), comandada por el entonces alcalde Percy Fernández y su mano derecha Angélica Sosa.

Mediante su cuenta en Twitter, Camacho criticó el “cinismo” del MAS al exigir que se esclarezcan los hechos, cuando ese partido  fue “aliado” de Percy y Sosa cuando ambos eran autoridades municipales.

Estas palabras no fueron pasadas por alto en el masismo y el ministro salió a exponer que Camacho está desesperado y extraviado por acusar al MAS  y a su líder, Juan Evo Morales Ayma, de tener cercanía con el caso de los ítems fantasma en la Alcaldía cruceña, pese a que existen evidencias de tal cercanía.

"La desesperación y extravío del señor Luis Fernando Camacho es evidente, ahora dice que el caso 'ítems fantasmas', el más grande caso de corrupción de la historia reciente de Santa Cruz, es causado por el MAS y el expresidente Evo Morales Ayma", escribió el Ministro en sus redes sociales.

Respecto a la cercanía, el ministro Del Castillo apoyó sus declaraciones con una foto en la que se ve a Camacho y a Sosa juntos en una fotografía, en plena campaña de las elecciones subnacionales. El responsable del Ministerio de Gobierno reprochó que la máxima autoridad cruceña olvide que recibió apoyo electoral de las personas que ahora tilda de masistas.


"Camacho olvida que él recibió apoyo electoral de quienes acusa ahora de ser masistas", sentenció.

No obstante, la evidencia de cercanía a la que el ministro hace referencia solo se vio en época electoral, cuando Sosa y Camacho se expresaron respeto y se elogiaron mutuamente en una conferencia de prensa al exponer que sus agrupaciones no compiten entre sí.

“El colmo del cinismo. El escándalo de los 800 ítems ocurrió cuando el MAS era aliado de esa gestión. Evo Morales inauguraba obras con las autoridades hoy cuestionadas, se festejaban sus chistes, se aplaudían, y hasta hicieron juntos campaña por el Sí en el 21F”, fueron las palabras del gobernador.

SPT, de Angélica Sosa, pugnaba por la Alcaldía y perdió. Mientras que la alianza Creemos, de Camacho, aspiraba a la Gobernación y salió airoso de la contienda electoral.

Ese fue el pasaje al que se refirió el ministro, mas no hizo alusión a los 15 años en los que tanto Percy Fernández y Evo Morales mostraron cercanía en sus discursos y en actos públicos en los que compartieron palestra, tema que se guarda en la memoria de los cruceños y que también responde a un tema político (y legítimo) entre autoridades.

Comentarios