Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Carlos Del Castillo, y el representante de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Unodc) en Bolivia, Thierry Rostan, protagonizaron este jueves un agrio capítulo en el informe de validación sobre destrucción de drogas; al final el diplomático terminó pidiendo disculpas al titular de Gobierno.


“(La UNODC) pidió al Gobierno revisar la Ley 906, Ley General de la Hoja de Coca, arguyendo que esta tenía datos inflados, y esperamos que estas declaraciones sean un caso aislado, porque no podemos permitir como Gobierno democráticamente electo, como un Gobierno soberano que le interesa el bienestar del pueblo boliviano y de la comunidad internacional, se reciba ningún tipo de injerencia, y mucho menos de cómo lucha contra el narcotráfico con estos resultados tan exitosos”, dijo el ministro de Gobierno.


Las declaraciones del diplomático europeo se realizaron en 2020 y fueron tomadas por Del Castillo en esta oportunidad para amonestarle sobre su percepción sobre esta norma que regula la extensión de coca legal que debe existir en el país. 


La Ley 1008, abrogada por Evo Morales permitía 12 mil hectáreas; mientras que la ley 906 eleva esa extensión hasta 22 mil hectáreas.


“Valoro mucho sus palabras (del Ministro) y en efecto tendremos el mayor cuidado en nuestros comentarios. Nosotros respetamos el gobierno de Bolivia, respetamos sus leyes y estamos acá solamente para apoyar”, sostuvo Rostan al término del acto protocolar y recordó que esas declaraciones fueron realizadas en otro contexto y no como una crítica a la Ley.


Del Castillo defendió la estrategia boliviana de lucha contra el narcotráfico y dijo que la misma recibió elogios de la propia Unodc cuando fue implementada con el apoyo de la comunidad internacional.


En los últimos 14 años la Unión Europea, principal financiador de los trabajos de la Unodc, entregó 119 millones de euros en la lucha contra las drogas en Bolivia, 69 de ellos otorgados en los últimos siete años, señala un reporte del organismo multilateral.


El Gobierno boliviano demandó la responsabilidad compartida en la lucha contra este flagelo de toda la comunidad internacional.


Informe


El informe oficial sobre destrucción de droga se refiere al periodo 2019-2020 y señala que la FELCN junto con el Ministerio Público incautaron 9.832 kg de cocaína base, 5.867 kg de clorhidrato de cocaína y 6.530 kg de marihuana para expendio.

 
El Representante de la Unodc en Bolivia precisó que participaron en la destrucción del 73% de cocaína base (7.139 kg), 87% del clorhidrato de cocaína (5.106 kg) y 90% de marihuana para expendio (5.885 kg).




Comentarios