Escucha esta nota aquí

La ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric, anunció este lunes una demanda contra los extitulares Diego Pary y Rubén Saavedra, por la adquisición de un inmueble para que funcione el consulado de Bolivia en Buenos Aires (Argentina).

Los dos exministros serán procesados por la presunta comisión del delito de daño económico al Estado, por haber comprado, en $us 850.000, el ambiente, ubicado en una zona roja de la vecina nación y cuyo mantenimiento costará unos $us 500.000.

La canciller, en entrevista con radio Panamericana, anticipó la presentación de la denuncia en la Fiscalía, ante la existencia de un informe que concluye que ese espacio “no sirve para oficinas del Consulado de Bolivia en Buenos Aires”.

Pary autorizó la adquisición en base a un informe que elaboró Saavedra en octubre de 2018. Antes en esa infraestructura era utilizada por una fábrica de embutidos y luego para la confección de ropa.

Otros datos, difundidos por el periódico ‘Bolivia’, indican que el ambiente se encuentra en Virrey Ceballos Nº 1379, en el barrio Constitución de Buenos Aires. Según declaraciones de residentes bolivianos, es conocida como zona roja debido a que existe un alto índice de delincuencia.

El inmueble de dos plantas no tiene ventanas, los ambientes están adaptados para el funcionamiento de una fábrica, la refacción costará $us 555.000 y al momento se encuentra inutilizable.