Escucha esta nota aquí

Max Fernando Mendoza Parra, de 54 años, fue denunciado este miércoles ante la Fiscalía de La Paz porque supuestamente estaría cobrando de manera irregular un salario de Bs 21.870 por ser miembro del miembro del presídium del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), pese a no cumplir los requisitos para ocupar el cargo.

Un docente, de iniciales V. H. C. Ch., de la Universidad Mayor de San Andrés es quien presentó la denuncia contra el dirigente universitario, en la cual lo acusa de cometer tres delitos: conducta antieconómica, enriquecimiento ilícito y peculado.

A Max Mendoza se lo sindica de haber causado un daño económico de Bs 1.849.770 al CEUB, desde el 24 de mayo de 2018 hasta la fecha, tiempo en el cual percibió un salario mensual de Bs 21.870 por ocupar el cargo como miembro del presídium XIII del Congreso Nacional Universitario (CNU).

En las argumentaciones de la denuncia contra el dirigente universitario se explica que el estatuto orgánico de las universidades bolivianas aplicable para el CEUB no establece dentro de su estructura organizacional la existencia del cargo remunerador por ser trabajador del presídium del CNU.

Además, se señala el artículo 29 del mismo estatuto orgánico, donde dice que para ser miembro del CEUB se debe tener como mínimo el grado académico a nivel de licenciatura, lo cual no tendría Max Mendoza, pues lleva registrado como estudiante hace 33 años (1989 ingresó a la universidad).

El docente universitario denunciante pide a la Fiscalía que impute formalmente a dirigente universitario por los delitos de conducta antieconómica, enriquecimiento ilícito y peculado, y que solicite al juez su detención preventiva en la cárcel.

Sin embargo, de manera inmediata, mientras se desarrollan las investigaciones, se solicita al Ministerio Público que emita los requerimientos para exigir las papeletas de pagos de salarios al CEUB, el flujo migratorio del denunciado a Migración, su estado financiero a la ASFI, entre otros pedidos.

Comentarios