Escucha esta nota aquí

La Fiscalía General del Estado informó que a partir del 2 de marzo del presente año entra en vigencia el Nuevo Reglamento de Régimen Disciplinario, que tiene como objetivo regular el proceso de las denuncias disciplinarias en contra de fiscales, por malas conductas o faltas disciplinarias previstas y sancionadas en la Ley Orgánica del Ministerio Público.
 
“La nueva normativa del Régimen Disciplinario del Ministerio Público, tiene entre otras finalidades, fortalecer los procesos disciplinarios internos, contribuir a la solución pronta y rápida de las denuncias disciplinarias, imponiendo la sanción correspondiente a fiscales por su inconducta, en el deber y ejercicio de sus funciones, buscando recuperar un ambiente de transparencia y confianza en los usuarios y denunciantes”, dijo el director Nacional de Régimen Disciplinario, Jhonny Céspedes, según la nota de prensa difunda por esta entidad.
La nueva norma, según el comunicado, pretende que las denuncias disciplinarias nunca más concluyan en tiempos exagerados, como si se tratara de procesos ordinarios, prestándose al uso y abuso de recusaciones, incidentes o excepciones, todo con el ánimo dilatorio, ahora los plazos establecidos serán de estricto cumplimiento.
En 2019, a nivel nacional, el Régimen Disciplinario llegó a procesar un total de 795 denuncias disciplinarias, de las cuales 605 denuncias concluyeron, quedando en saldo de 190 por concluir. De las señaladas denuncias, 98 procesos disciplinarios concluyeron con sanción en contra de fiscales, 43 con destitución y 55 con multa.
Entre las faltas disciplinarias más frecuentes que sancionó Régimen Disciplinario del Ministerio Público a fiscales son: por inactividad investigativa, incumplimiento de plazos procesales y resoluciones indebidas o insuficientemente fundadas, entre otras.


Comentarios