Escucha esta nota aquí

El senador oficialista Leonardo Loza manifestó en la previa del ampliado nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS), que la salida del país del exministro de Gobierno Arturo Murillo y de otras exautoridades como Fernando López (exministro de Defensa) y Javier Issa (exdirector de Régimen Interior) es admitir culpa y responsabilidad por los hechos irregulares de los que se los acusa.

Actualmente, existe orden de aprehensión contra las exautoridades por distintos motivos, entre ellos el extravío de la libreta de servicio militar del expresidente Juan Evo Morales y por la supuesta compra irregular de gases lacrimógenos durante la administración del Gobierno transitorio. 

A esto se suman las investigaciones que hay por los conflictos registrado en Cochabamba y El Alto en noviembre de 2019.

"Durante un año la dictadura ha protegido a autores materiales e intelectuales del crimen en contra del pueblo y hasta ahora no se ha hecho justicia (...). Esperamos la llegada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que intervenga de manera transparente y hallar a los autores de estos crímenes de Cochabamba y El Alto", apuntó Loza.

Para el senador del MAS, la salida ilegal de estas personas guardaría relación respecto a los "hechos tan negros del año pasado", por lo que la Justicia boliviana, en coordinación con la justicia internacional, debe intervenir para que retornen al país para rendir cuentas.

Además, Loza sostuvo que el Gobierno transitorio también persiguió a cientos de dirigentes masistas y campesinos, en el campo y la ciudad, por lo que también piden la libertad inmediata de los presos y perseguidos políticos.