Escucha esta nota aquí

No había pasado ni seis horas desde que la renuncia de Salvador Romero a la vocalía y a la presidencia del Tribunal Supremo Electoral llegara a palacio de Gobierno y esta fue aceptada y de inmediato designada la sucesora, así lo revela el decreto 4498 que firmó ayer el Presidente Luis Arce y la ministra de la Presidencia María Nela Prada.


El decreto 4498 “es dado en la Casa Grande del Pueblo de la ciudad de La Paz, a los veintinueve días del mes de abril del año dos mil veintiuno”, señala la norma que fue publicada recién hoy en la Gaceta Oficial del Estado.


De acuerdo con las versiones del ente electoral, la carta fue enviada en horas de la mañana a Presidencia del Estado e ingresó por ventanilla única. En horas de la noche surgió la versión de que Dina Chuquimia era la designada por el Ejecutivo en reemplazo de Romero, sin embargo, la versión no pudo ser confirmada por alguna autoridad.


Cerca de las 23:00 llegó el mensaje de Vicepresidencia del Estado convocando al acto de posesión del reemplazante de Romero, cuando se esperaba que habría un compás de espera para la nueva designación. En menos de 12 horas todo se había decidido.


El decreto que designa a Chuquimia como vocal, no menciona el nombre del expresidente del TSE y solo menciona la Ley del Órgano Electoral Plurinacional para designar a un nuevo integrante de ese ente.


“Que el numeral 2 del Artículo 20 de la Ley N° 018, establece que las Vocales y los Vocales del Tribunal Supremo Electoral concluyen sus funciones, entre otras, por la causal de renuncia presentada ante la instancia encargada de su designación. Toda renuncia tiene carácter definitivo y sus efectos se producen a partir de su presentación”, señala el último considerando del decreto 4498.


Así, de forma casi inmediata, la que fuera vocal electoral en el periodo 2011-2015 volvió a la casona que en alguna oportunidad fue la residencia del embajador de Estados Unidos en La Paz.


Comentarios