Se levantó el bloqueo que impedía el ingreso al relleno sanitario de la sede de Gobierno. Fueron cuatro días de medida de presión en Cotahuma

29 de julio de 2022, 8:59 AM
29 de julio de 2022, 8:59 AM

Un centenar de camiones recolectores de basura trabajan desde la anoche para recoger más de 2.500 toneladas de residuos sólidos, acumulados por los cuatro días de bloqueo en el ingreso del relleno sanitario de La Paz.

La Alcaldía estima dejar limpia la ciudad en las próximas 48 a 72 horas, con tareas que incluyen el lavado de vías públicas, donde los residuos quedaron esparcidos por el conflicto que comenzó el domingo en la noche.

“La primera tarea es atender los espacios donde tenemos gran acumulación de residuos sólidos, de cuatro días de bloqueo; se ha instruido a las empresas (La Paz Limpia y Tersa) que prestan el servicio de recolección habilitar todos los servicios de barrido mecanizado y manual, y limpieza de calles y otros que nos permitan en 48 a 72 horas normalizar la recolección de basura de la ciudad”, informó el director del Sistema de Regulación Municipal (Siremu), Juan Pablo Saavedra.

La noche de este jueves, autoridades de la Alcaldía y dirigentes movilizados del Distrito 4 de Cotahuma firmaron un acuerdo de cuatro puntos, lo que permitió el desbloqueo de Alpacoma, la puerta de ingreso al relleno sanitario de Sak’a Churu.

El director municipal de Gobernabilidad, Gonzalo Barrientos, informó que, en la primera hora, después del desbloqueo del Alpacoma, 14 camiones ingresaron al relleno sanitario de Sak’a Churu.

Saavedra explicó que entre la noche del domingo y este jueves se generaron más de 2.500 toneladas de basura, a un promedio de más de 670 toneladas diarias, en contenedores y camiones volquetas, los que son trasladados a Sak’a Churu. Hasta las 21:00, 21 camiones ya realizaron su primer viaje con residuos sólidos.

El director del Siremu afirmó que las empresas de aseo urbano inicialmente harán la recolección de basura y a la culminación de ese trabajo, camiones cisternas harán el lavado y limpieza de calles donde durante cuatro días la basura fue acumulada con la consecuente generación de líquidos negros.