Escucha esta nota aquí

Una vez que concluya el juicio por el denominado caso ‘golpe II’ se vendrá un segundo proceso por los hechos en Senkata y Sacaba, adelantó el portavoz de Gobierno, Jorge Richter al realizar un recuento de la narrativa que impulsa el Gobierno sobre los sucesos de 2019.


“No está Senkata no está Sacaba. Será una etapa posterior porque son los hechos más trágicos del 2019 y siguen sin encontrar justicia. Esperemos que la justicia no defraude al país, todos tenemos expectativas de lo que vayan a decir los jueces”, dijo el portavoz presidencial en conferencia de prensa.


Jeanine Áñez y ocho exjefes militares y policiales están siendo procesados dentro el caso ‘golpe II’ cuyas audiencias se reanudan mañana lunes. Según Richter este proceso aborda todo lo sucedido entre el 4 de octubre y el 12 de noviembre de 2019 cuando Áñez asumió el mando del país.


El representante de las víctimas de Senkata en La Paz, David Inca, reveló que en ninguno de los procesos que están en la justicia ordinaria figuran las víctimas y por tanto no pueden apersonarse a los procesos. La denuncia de la exdiputada, Lidia Patty es por el delito de sedición y terrorismo donde las víctimas son Evo Morales y Álvaro García Linera y no las víctimas de El Alto. Esa denuncia es conocida como el caso ‘golpe I’.


Según la explicación del portavoz, la exmandataria tuvo colaboración de varias personas desde militares y policías que están siendo procesadas junto con ella hasta políticas, como el ex presidente Carlos Mesa y el entonces cívico cruceño, Luis Fernando Camacho. Pese a esas acusaciones las dos últimas personas no figuran en este proceso.


“La presencia de la OEA, lo hecho por el señor Luis Almagro, lo dicho en las conferencias de prensa de esa institución, lo hecho por el candidato de Comunidad Ciudadana (Carlos Mesa) que habló de un fraude gigantesco sin poder acreditar las pruebas del mismo, lo que hizo el entonces presidente del comité cívico en Santa Cruz (Luis Fernando Camacho), su articulación con las fuerzas policiales que declaró él mismo, su articulación con las Fuerzas Armadas”, relató Richter.


Más adelante dijo que la entonces senadora Jeanine Áñez violentó tres artículos de la Cámara de Senadores al proclamarse presidenta de ese cuerpo legislativo y que luego vulneró otros tres artículos del reglamento de Diputados al instalar una sesión de Asamblea ilegal. Finalmente dice que habría violentado nueve artículos de la Constitución Política del Estado (CPE) para hacerse de la primera magistratura, amén de los colaboradores externos que tenía.


“En aquel momento esas fuerzas de poder le permitieron a ella que pueda instalar un gobierno ilegítimo, que no tenía base social. No era legal, porque estaba violentando reglamentos y la Constitución Política del Estado, y por ello, ellos también están siendo procesados”, justificó.


Comentarios