Escucha esta nota aquí

Una de las casas de campaña de la alianza Juntos en El Alto fue destrozada anoche por grupos violentos. El hecho ocurrió horas después de que varios legisladores opositores al MAS fueran blancos de agresiones por parte de personas que le reclamaban por las muertes ocurridas en Senkata en noviembre pasado.

Los vándalos, que antes habían atentado contra el palco oficial que se instaló para los actos oficiales por el aniversario de la ciudad alteña, llegaron a la sede de Unidad Nacional (UN) donde funciona el centro de estrategias de la alianza que postula a Jeanine Áñez y Samuel Doria Medina.

La encargada de vigilar el inmueble relató que "grupos violentos" llegaron a la sede de campaña con el fin de destrozar el edificio y terminaron afectando vidrios de los tres primeros pisos de esta estructura en la que también funcionan las oficinas regionales de UN.

La Policía investiga el hecho, que se dio aproximadamente a las 22:00 de ayer tras los disturbios cuando se armaba el palco oficial para el desfile cívico-militar de hoy.

Comentarios