Escucha esta nota aquí

La madrugada de este miércoles, citado en biobiochile.cl, la Subcomisaría de Carabineros de Colchane (Chile) detuvo a tres militares bolivianos acusados de un robo con intimidación y porte de armas de guerra.

El hecho ocurrió cerca de las 00:15 horas durante un patrullaje preventivo fronterizo del subprefecto rural fronterizo junto a personal de la Subcomisaría de Colchane y miembros de la sección OS-9.

De acuerdo con información policial, todo empezó cuando tres personas se acercaron a los uniformados chilenos denunciando que habían sido víctimas de un robo con intimidación de sus vehículos por individuos que se habrían identificado como militares bolivianos, con uniformes y armamento.

Mediante intimidación de palabra y disparos, les arrebataron sus vehículos y amedrentaron a las víctimas ”, dijeron desde Carabineros.

Tras escucharlas subieron a los afectados a vehículos policiales y dieron inicio a un recorrido por las posibles rutas que los extranjeros habrían tomado.


En ese proceso divisaron a tres vehículos (dos grises y uno rojo) que parecían desplazarse en fuga por el Salar de Coipasa en dirección a territorio boliviano.

Finalmente, Carabineros comprobó que los vehículos eran conducidos por sujetos vestidos de uniforme militar.

“Al intentar fiscalizarlos, del primer vehículo efectúan disparos en contra del personal de Carabineros, siendo repelidos con armas de fuego de servicio y logrando la detención de uno de los vehículos que se daban a la fuga, deteniendo a tres hombres que portaban dos armas del tipo fusil y dos pistolas”, detallaron los uniformados chilenos.

Una vez reducidos los tres individuos, se verificó que estos vestían uniforme militar de Bolivia y se comprobó que portaban dos fusiles Fal calibre 7.65 mm más dos pistolas, una CZ y una Norinco, ambas calibre 9 mm.

Al momento de ser aprehendidos, fueron identificados como J. H. (teniente), N.P. (subteniente) y sargento segundo J. B. C, todos pertenecientes a la dotación del Batallón CEO La Paz de Lucha contra el Contrabando.

Personal chileno no resultó lesionado en este procedimiento y el fiscal jefe del Tamarugal, Hardy Torres, dispuso que el Laboratorio de Criminalística realizara los peritajes de rigor.



Comentarios