Escucha esta nota aquí

El aeropuerto de Chimoré fue auditado en 2019 para que reanude operaciones civiles, no presentó ningún plan y fue multado en noviembre de 2020. Fue suspendido para vuelos civiles y aun así fue reabierto el 10 de marzo de este año y está en proceso una nueva multa, según lo refiere la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) en un comunicado recientemente publicado.


“El 3 de septiembre de 2020, la DGAC requirió a Aasana la emisión de un NOTAM indicando el cierre del Aeropuerto de Chimoré para operaciones aéreas civiles. Debido a que AASANA no cumplió con la presentación de los PAC, se inició un proceso sancionatorio, el cual resolvió el 13 de noviembre de 2020, en sancionar al proveedor (Aasana) con una multa económica de acuerdo a normativa vigente”, señala el documento.


La dirigencia de trabajadores de Aasana denunció que el 10 de marzo la dirección ejecutiva de esa entidad autorizó la reapertura del aeródromo de Chimoré y se realizaron 36 vuelos civiles. Por esas operaciones el Ministerio de Obras Públicas comunicó la destitución de Ronny Balderrama el 29 de marzo pasado. El comunicado de la DGAC se conoce cinco días después de que estallara el escándalo, porque hasta ahora no había informado sobre las condiciones de ese aeropuerto.


El documento de la DGAC añade que Aasana le envió una nota, no especifica en qué fecha, pero en la misma hace referencia a la aprobación de las Especificaciones de Instrucción (ESINS) de los Centros de Instrucción de Aviación Civil (CIAC’s) en el Aeropuerto de Chimoré.


Pero también señala que esas ESINS, deben ser solicitadas únicamente por los mencionados Centros de Instrucción y no por la entidad que informó. “Por tanto, la nota de Aasana no implica una reapertura del aeródromo”, aclara el comunicado.


El 15 de marzo, cinco días después de los vuelos en Chimoré, la DGAC envió a Aasana una nueva nota solicitando los Planes de Acción Correctivas (PAC) pendientes y al no recibir respuesta se inició otro proceso de multas a Aasana por autorizar esos vuelos.


La DGAC afirma que realizó una nueva inspección en el aeropuerto, cuyas deficiencias fueron notificadas a Aasana en 23 de marzo de 2021, es decir 13 días después de que se realizaran los vuelos irregulares.



Comentarios