Escucha esta nota aquí

Con la extinción de la causa penal de supuesto terrorismo el 4 de febrero, luego de que la Fiscalía retirara su acusación, este caso, convertido en una causa histórica por sus connotaciones, irregularidades y duración de casi 11 años desde la intervención en el hotel Las Américas, algunos de los absueltos, continuarán con el juicio internacional ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y también buscarán el rumbo hacia un proceso penal contra los que supuestamente ‘montaron’ el caso.

La anterior semana, el Ministerio de Gobierno anunció una querella penal contra ‘las cabezas’ del supuesto montaje y tuvo menciones ‘especiales’ a Evo Morales, Álvaro y Raúl García Linera y Juan Ramón Quintana.

En la misma línea, el pasado sábado, desde Irlanda, se conoció la posición del periódico irlandés Irish Times que, en su editorial pidió iniciar una investigación independiente sobre los hechos que derivaron en la muerte del ciudadano irlandés Michael Dwyer durante el asalto a Las Américas el 16 de abril de 2009, donde también murieron el húngaro-boliviano Eduardo Rózsa Flores y el rumano-húngaro Árpad Magyarosi.

Luego de hacer una contextualización de la extinción del juicio, señalando que ‘se cayó’ luego de la huida de Evo Morales del poder, el editorial del Irish Times señala entre las partes más relevantes: “El final del juicio ahora ha eliminado la razón que Bolivia ha dado durante mucho tiempo para no participar en una investigación internacional independiente sobre los eventos que rodearon la muerte de Dwyer, que nunca han sido investigados a pesar de la acumulación de evidencia de que fue ejecutado ilegalmente”.

Además, el diario irlandés recuerda que en una visita a Irlanda en 2015, Morales se comprometió a viabilizar una investigación independiente una vez que el juicio en Bolivia concluya.

“Las autoridades irlandesas y la UE ahora deben insistir en que sus sucesores lo sigan”, subraya el Irish Times.

Hay que recordar además que la madre del irlandés abatido, Caronile Dwyer, es una de las demandantes contra el Estado boliviano ante la CIDH.

El abogado Gary Prado señaló que si se abre una querella penal por el asesinato de Dwyer, su madre o el Gobierno irlandés, a través de la embajada, podría constituirse en parte querellante y acreditar a peritos internacionales que aporten nuevos elementos sobre las ejecuciones.