Escucha esta nota aquí

Cochabamba vive días de pánico debido a la pandemia de coronavirus. Los hospitales públicos y las clínicas privadas están colapsados, no hay oxígeno medicinal y se contrató empresas frigoríficas para depositar los cuerpos de fallecidos por Covid-19, ya que en los cementerios no hay espacios. Todo este calvario apunta a que la capital cochabambina ingresará a una cuarentena rígida durante 15 días.

"Los hospitales púbicos, las clínicas han colapsado, ya no tenemos oxígeno. Tenemos más pacientes, nos falta oxígeno. Ayer (martes) hubo 28 fallecidos, no podemos seguir en esa dinámica, entonces tomaremos medidas en función de preservar la vida de los cochabambinos", declaró el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa.

El burgomaestre detalló que sugerirá en la reunión del COED la medida más drástica para evitar que los casos sigan en aumento. Reyes Villa dijo que si no son15 días de cuarentena rígida, tienen que ser diez jornadas o "por lo menos" una semana.

Cochabamba registró ayer 952 casos positivos de Covid-19 y 28 fallecidos. En nosocomios de la Caja Nacional de Salud los pacientes que fallecieron por coronavirus están aglomerados porque no hay lugar en los cementerios para enterrarlos.

El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, calificó de "crítica" la situación por la cual atraviesa la capital cochabambina y detalló que el nivel central triplicó las condiciones del sistema de salud en esa región. 

"Es muy crítica la situación en Cochabamba por la tercera ola. En estos momentos, vamos a triplicar la cantidad de casos que había en la primera ola. Desde el nivel central se ha ampliado en 30% la cantidad de camas, hemos contratado 6.000 recursos humanos, pero lamentablemente hay un límite de capacidad que puede atender el sistema y en este momento se llegó al tope a pesar de que se triplicaron las condiciones", detalló Terrazas a la red Bolivisión.

Comentarios