Escucha esta nota aquí

Después de seis horas de audiencia, el Juzgado 11vo. Cautelar de La Paz determinó la detención preventiva por el lapso de seis meses para la supuesta autora del secuestro de la bebé Samanta, mientras que sus hijos de 21 y 24 años, se beneficiaron con detención domiciliaria.

La acusada admitió que se llevó a la niña y justificó el hecho con el argumento de estar deprimida al haber perdido un embarazo de cuatro meses y posterior separación de su esposo. La abogada defensora Mónica Irusta anunció que pedirá un peritaje sicológico y siquiátrico para su defendida, mientras cumpla la detención preventiva.

Mientras tanto, la mujer fue enviada al Centro de Orientación Femenina (COF) de Obrajes por el delito de trata y tráfico de personas. “Mis hijos no sabían, soy mamá soltera, crié a mis hijos sola. No me arrepiento de amarla (a la bebé Samanta), pero sí me arrepiento de que mis hijos fueran involucrados en este caso”, expresó Silvia Yumo.

La abogada de la defensa señaló que los hijos de la mujer acusada no tienen nada que ver en el caso que se investiga y no han participado; además que el delito sería por encubrimiento, que no implica una detención preventiva.

La pequeña Samanta fue recuperada después de 34 días de desaparecida. La raptora había engañado a la mamá, Yandira Ayala, de 19 años, para que se la entregue mientras hacía unas compras de medicamentos, pero luego se escapó con la bebé.

Por otro lado, el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Iván Rojas, anunció que en los próximos días se realizará un rastrillaje a la vivienda de Yumo, pues se presume que su bebé habría sido enterrado en el inmueble.