Escucha esta nota aquí

La diputada de Comunidad Ciudadana (CC), Luciana Campero, criticó a Óscar Laborde, presidente del Observatorio de la Democracia, de utilizar el Parlamento del Mercosur (Parlasur) para seguir con la farsa narrativa del supuesto golpe de Estado en Bolivia.

"Es una pena que siendo representante de esa institución que le faculta para defender la democracia tenga afinidad con políticos que han sido dictatoriales, como el señor Evo Morales y otros socialistas, que no respetan la voluntad soberana y lo hemos visto en Bolivia, Venezuela, Cuba y ahora Nicaragua", expresó la parlamentaria tarijeña.

Laborde, a través de su cuenta en el Facebook, se refiere con amplitud sobre el supuesto golpe de Estado, al punto de mencionar que en el Parlasur se intercambia información sobre el contrabando de armas a Bolivia durante el gobierno de Mauricio Macri y que se formó una comisión investigadora.

A su criterio, el ingreso de armamento "tendría que haber tenido autorización de la Cancillería y del Ministerio de Defensa" de su país, pero no lo tuvo.

"No había intención de cuidar la Embajada (de Argentina en La Paz) solamente, sino que era mucho mayor la colaboración que había del gobierno de Macri para con los golpistas", dijo textualmente Laborde.

Campero insistió que ese diputado argentino sigue la receta cubana y venezolana para "lavarle la cara" a los amigos de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.




Comentarios