Escucha esta nota aquí

El jefe de bancada del MAS, Gualberto Arispe, denunció que es objeto de persecución y que recibió hicieron amenazas contra su integridad. El legislador cochabambino señaló al actual comandante de la Policía, general Jhonny Aguilera, como quien estaría detrás de estos hechos. El jefe policial por su parte, calificó como falsas esas acusaciones.


“Por lo menos una vez después de nuestra declaración contra el comandante (recibí amenazas a través de terceros), entiendo que hay cierta molestia al  interior del verde olivo, personalmente tal vez el comandante se siente molesto o yo esté afectando algunos intereses; por eso nos hemos adelantado, porque puede ser que mañana pasado nos siembren cualquier cosa”, dijo el legislador en un contacto telefónico.


El martes el legislador masista pidió públicamente la renuncia del jefe de la Policía, luego que estallara el último escándalo denunciado por un medio de comunicación de Chile sobre autos robados encontrados en Bolivia con supuesta protección policial. Antes habían explotado casos de narcotráfico y volteo de drogas.


Pero las denuncias no cayeron bien al comandante de la Policía, en un escueto mensaje el general Aguilera desmintió que haya proferido u ordenado seguimiento o amenaza en contra del parlamentario oficialista.  


“Es completamente falso. Jamás haría eso. Yo estoy acostumbrado a la crítica, por tanto no responderé una mentira”, escribió el comandante de la Policía cuando se solicitó una entrevista por esta acusación.


Desde su perspectiva, una “mentira” no puede ser mediatizada por los medios de comunicación, añadió luego.


Arispe admitió que no pudo contactarse con el general Aguilera para hacer este reclamo y tampoco se aproximó al ministro de Gobierno, Carlos Eduardo Del Castillo, quien es el ministro del área y podría escuchar su denuncia.


“No me comuniqué todavía, estuve atareado en puras reuniones durante todo el día, acabo de llegar a mi departamento en Cochabamba, vamos a tratar de hablar también con el hermano ministro”, dijo Arispe.


Agregó que las amenazas que recibió se dieron a través de terceras personas y que hasta el momento no recibió mensajes o llamadas que adviertan sobre sus palabras. “A través de terceras personas me llega información de que él mismo (Aguilera) ha pedido que me calle, que me hagan calmar, ‘porque me está jodiendo todos los días’, entonces creo yo que es cierto, que hay molestia”, graficó en referencia a las advertencias.


Arispe manifestó que él camina solo y viaja solo desde Cochabamba hasta La Paz, donde desarrolla sus labores de parlamentario, teme que en uno de esos viajes puedan sembrar algún tipo de prueba. Al igual que Evo Morales, afirmó que tiene información de que el caso de los 'tiktokers' fue “armado”, aunque no quiso señalar quién preparó ese video. En cambio, dijo que en el caso de los narcoaudios, hasta ahora no hay detenidos.


 

Comentarios