Escucha esta nota aquí

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó este miércoles, con modificaciones, el proyecto de ley de permanencia obligatoria en territorio nacional de autoridades del nivel central del Estado y entidades territoriales autónomas, quienes no podrán salir del país durante los tres meses posteriores a que dejen sus cargos.

La norma, que según el MAS pretende fomentar la transparencia en la administración pública, ahora pasará nuevamente al Senado, para que se consideren los cambios realizados en la instancia baja.

El titular de Diputados, Sergio Choque, destacó el propósito del proyecto que prácticamente determina el arraigo de altos funcionarios públicos, a fin de que rindan cuentas de sus respectivas gestiones en instancias del Estado, porque, dijo, “hemos visto durante esta gestión de nueve u ocho meses que algunos funcionarios, no voy a decir todos, han huido del país llevándose grandes cantidades de dinero”.

Según el texto aprobado, el objeto de la ley “es establecer la obligación de permanecer en el territorio nacional por el lapso de tres meses luego de haber cesado el mandato o ser destituido la o el Presidente, Vicepresidente, Ministros de Estado, Gobernadores, Alcaldes, las Directivas y Oficialías Mayores dela Asamblea Plurinacional, Asambleas Legislativas Departamentales, Concejos Municipales y Máximas Autoridades Ejecutivas de las empresas e instituciones públicas, mixtas y privadas que administren recursos fiscales”.

El texto establece que en ese tiempo dichas exautoridades deban “rendir los informes que se requieran a las autoridades entrantes, en el marco de la transparencia y precautelando los intereses del Estado” y advierte que “las autoridades salientes que incumplan la presente ley serán pasibles penalmente”.