Escucha esta nota aquí

La venta de minibuses, vagonetas, un camión, terrenos en la ciudad de El Alto y un departamento en el centro paceño generó Bs 1,7 millones para el Estado, luego que la Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi) procediera al remate de los mismos.


“El primer día del remate se llegó a vender el ochenta por ciento de los bienes y para la tercera sesión se logró el cien por ciento, entonces se ha cumplido y se ha logrado monetizar los bienes incautados de narcotráfico en un monto de un millón setecientos mil bolivianos”, informó el director de la entidad, Horacio Velasco.


Hasta la fecha se realizó la subasta de bienes e inmuebles incautados al narcotráfico en la ciudad de Tarija y La Paz. Las próximas pujas están programadas en Santa Cruz y Cochabamba, donde ya empezaron a “sanear las carpetas”. En los actos de subasta –dijo Velasco- se recibirá a los interesados con todas las medidas de bioseguridad para evitar riesgos innecesarios y así garantizar la asistencia de los mismos.


Acompañó un notario al desarrollo de la subasta, se elevó un acta de registro, todo esto en el marco de la transparencia, asistieron muchas personas interesadas en adquirir los bienes que estaban en la puja, cumplieron los protocolos de bioseguridad de portar las medidas de prevención ante la pandemia del COVID 19”, señaló la autoridad.