Escucha esta nota aquí

El director nacional de la unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, considera que el exministro Marcelo Navajas es una "víctima" del caso respiradores y que lamenta la determinación de la justicia de enviarlo a la cárcel de San Pedro, en La Paz, por el proceso que se le inició. 

Prieto señaló también que no se ve como ministro de Salud ante el interinato de ese cargo ocupado ahora por la médico Eidy Roca.

"Soy sincero. Creo que (Marcelo Navajas) es una víctima (…) La administración pública no es sencilla, es lo más complejo y difícil que hay. La administración pública debe ser una carrera y hay quienes saben cuáles y cómo son estas circunstancias. Yo fui tres veces director y tuve mucho cuidado", resaltó Prieto en entrevista con Bolivia Tv.

Prieto aseguró que su intención es mantenerse como director nacional de Epidemiología y no se ve como ministro de Salud ante el interinato que está a cargo por ahora de la médico Eidy Roca. "Yo estoy ahora en este cargo y debo cumplir mi misión", enfatizó.

Prieto fue invitado en abril por Marcelo Navajas y dijo que decidió aceptar el llamado sin consultar. "Fue una decisión personal, no consulté a nadie". El epidemiólogo acudió desde Santa Cruz y llegó a un hotel de La Paz a tomar el cargo inmediatamente. Ahora Prieto tiene su residencia en la sede de Gobierno, en la casa de su hija, apuntó.