Escucha esta nota aquí

Tras la renuncia conjunta de todos los miembros del directorio del Banco Central de Bolivia (BCB), la entidad monetaria aclaró que los funcionarios deberán continuar en sus funciones, mientras no sean posesionados sus sucesores.

"Mientras la renuncia de los directores no sea aceptada por la Presidente Jeanine Áñez y esta máxima autoridad no posesione reemplazantes, los miembros de directorio del Ente Emisor seguirán cumpliendo sus funciones en el marco de la Ley del BCB", señala un comunicado.

La entidad tomó conocimiento de las renuncias de los miembros interinos del directorio: Luis Armando Pinell Siles, Walter Erwin Morales Carrasco, Roger Alejandro Banegas Rivero y José Gabriel Espinoza Yañez, presentadas mediante notas oficiales enviadas a la Presidente Constitucional de Bolivia Jeanine Añez Chavez.

El documento explica que el BCB, en el marco de la Ley 1670, las renuncias de los directores del Ente Emisor, deberán ser aceptadas por la Presidenta Constitucional del Estado. En ese marco, de acuerdo al artículo 49 de la precitada Ley, vencido el plazo de su mandato o en caso de renuncia, continuarán en sus funciones hasta que sean reemplazados, salvo casos de incompatibilidad legal”, explica un comunicado.