Escucha esta nota aquí

La Fiscalía policial notificó a la sargenta Cecilia Calani, secretaria general de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Ansclapol), con un requerimiento de acusación por su participación en los hechos registrados en 2019.

Se trata de la policía que proclamó que los uniformados no pueden ser “comprados” e instruyó el repliegue nacional en medio de las protestas que derivaron en la renuncia del ex-presidente Evo Morales.

La mujer es procesada por la presunta comisión de los delitos de alzamiento armado y terrorismo, de acuerdo a la comunicación que se emitió desde la fiscalía policial de Chuquisaca.

Un reporte de radio Fides indica que Calani, mediante su abogado, alertó que es la segunda vez que se la notifica bajo esas figuras penales, alegando que no puede ser procesada dos veces por un mismo delito. Anticipó que presentará un amparo constitucional.

Calani advirtió en su momento la existencia de una “mafia” al interior de la institución del orden y pidió a las autoridades del MAS “analicen bien y no prendan fuego”, sobre los procesos de investigación contra policías iniciados por el supuesto “golpe de Estado”.

La notificación:


Comentarios