Escucha esta nota aquí

Un congreso del MAS designó a Evo Morales como jefe de campaña y debe ser una instancia similar la que defina si se cambia y a quién se designa. La pandemia impide las concentraciones masivas y la proximidad de las elecciones impiden cambios de último momento, esas fueron las conclusiones de los dirigentes del masismo al referirse a Morales después del fallo que le impidió ser candidato. 

Por el contrario, ven un retorno en las elecciones subnacionales.


“Esas decisiones se toman a nivel nacional, un congreso es necesario para reestructurar y en este momento no hay condiciones para convocar a toda la militancia, además tampoco queremos desestructurar al MAS; sabemos que es necesaria la renovación interna pero en estos momentos tenemos otra prioridad, las elecciones”, dijo el diputado paceño Remberto Calani.


La portavoz del masismo, Marianela Paco, también dijo que las estructuras jerárquicas del partido deben analizar lo que ha sucedido y que deben ser esas instancias las que tomen las decisiones sobre Evo Morales.


“Esa decisión (remover a Morales) corresponde a la estructura orgánica que tiene sus instancias, esa estructura es la que tiene que decidir y (el congreso) todavía no tiene autorización para concentraciones multitudinarias”, dijo la exministra de Comunicación.


El fin


Los dirigentes tampoco creen que sea el fin de la era “Evo” en el MAS y adelantaron que puede volver a la arena política para las elecciones subnacionales que se realizarán en breve tiempo. Por el contrario, afirmó el senador Omar Aguilar, lo que provocará esta decisión judicial es que la militancia de Cochabamba vote de forma masiva expresando su descontento con la decisión judicial.


Aseguró que Morales tiene el pleno respaldo de los campesinos porque fue el único mandatario que mejoró la economía de los agricultores con sistemas de riego, principalmente porque los campesinos dejaron de depender de la naturaleza para trabajar la tierra. En su criterio, ahí radica el voto duro del MAS.


El masismo sabía que debía enfrentar una elección sin la presencia de Morales como principal candidato y que debían renovar la dirigencia. Lo que no tenían en cuenta era este factor, de ausencia total de la arena política, con juicios iniciados que no tienen fin porque cada día aparece un nuevo proceso, dijo Remberto Calani.


Caudillo

El analista Ludwig Valverde aseguró que es muy difícil que Morales se aleje de la política así se lo pidan sus allegados, porque es un político que estuvo vinculado a esta actividad desde hace más de 20 años. “Las últimas actuaciones, antes de que se vaya del país, muestran una personalidad muy ligada a las esferas de poder y querrá seguir gravitando en la política”.


En su percepción, el MAS no está preparado para seguir su camino sin la presencia del expresidente y dijo que los mismos masistas quedaron sorprendidos por la forma cómo acabó su gobierno.


Dijo que el masismo no tiene orgánicamente una estructura que reemplace y que forme liderazgos, “es un partido caudillista cuya razón de ser está ligada a la figura de Evo Morales, eso explica el por qué fue nombrado jefe de campaña y sigue manejando su partido desde Argentina”.