Escucha esta nota aquí

Con una presentación sobre la “ciudad humana”, el exgerente de Mi Teleférico, César Dockweiler, confirmó su postulación a Alcalde de La Paz por el MAS; aunque sus adversarios externos e internos ya adelantaron que impugnarán su candidatura.


Hace un tiempo atrás se ha decidido la candidatura en La Paz y esta mañana ya se ha reconfirmado a través de la declaración de la primera autoridad del partido y esta presentación, como pueden ver, no es nada improvisada, se trabaja desde hace ocho meses”, dijo el candidato oficialista.


Dockweiler sería el primer candidato en la sede de Gobierno reconocido por Evo Morales, quien dijo que esa postulación está definida. Pero las afirmaciones de Morales y del propio candidato contradicen la decisión de las bases del MAS que esperan el ampliado en La Paz para hacer conocer al candidato a la Gobernación y al municipio.


Los dirigentes del MAS afirman que el exgerente de Mi Teleférico no está habilitado para terciar como precandidato y que una oficialización desde la cúpula partidaria solo daría ventaja a los opositores porque se tendrá que improvisar un candidato en plena campaña.


Los dirigentes, que también postulan como candidatos, pidieron no revelar sus nombres, pero explicaron que ya tuvieron una desagradable experiencia en Tarija cuando eligieron a un candidato que no cumplía uno de los requisitos y tuvo que ser reemplazado sobre la marcha. El caso fue el de Carlos Cabrera en 2015.


Los candidatos de Sol.Bo, Álvaro Blondel y de la agrupación Por el Bien Común, Iván Arias, también adelantaron que impugnarán la candidatura de Dockweiler por no cumplir el requisito de residencia, principalmente, ya que el candidato del MAS estuvo fuera del país. La Policía oficializó que el aspirante masista no estaba en el país desde el 20 de enero de este año.


Blondel, recordó que el requisito legal para candidatear es la residencia permanente de dos años. Señaló que en esta situación contraponen las “vacaciones de 10 meses” que tomó su adversario político.


Hace una semana, Dockweiler declaró que salió del país hacia Perú por vacaciones y para someterse a un chequeo médico. Estuvo fuera por 10 meses y volvió al país el 21 de noviembre.


Mientras que otro de los candidatos, Iván Arias, aseguró que ellos presentarán la impugnación y dijo que si el ente electoral confirma esta participación será porque es un “árbitro bombero”.


Para el candidato del MAS, si lo inhabilitan como candidato de La Paz será la confirmación de la persecución política a la que fue sometido hace 10 meses cuando lo acusaron falsamente. La Policía investigaba a Dockweiler por el uso de oficinas del teleférico para instalar una oficina de trabajo político del MAS.


      

Comentarios