Escucha esta nota aquí

En las dos últimas semanas, dos bolivianos residentes en Italia han fallecido a consecuencia del Covid-19. A pesar de que recibieron la atención médica necesaria, ambos permanecieron lejos de sus seres queridos los últimos días.

La situación de los migrantes bolivianos que residen en el exterior se agrava a consecuencia de la crisis económica y sanitaria que vive el mundo. A veces en soledad y sin los recursos económicos necesarios, afrontan de manera silenciosa las penurias del día a día.

Betty Nottu Echore, de unos 70 años, falleció el 27 de octubre  en Milán, ciudad en la que residía hace más de 15 años, tras permanecer varios días en el hospital. Según información recabada en la comunidad boliviana en Italia, la señora alquilaba una habitación en un departamento, "pero debía algunas mensualidades, lo que refleja la difícil situación en la que vivía".

Un segundo caso relata el fallecimiento de Leoncio Canaviri (58 años), un zapatero que trabajaba en Milán y que el 5 de noviembre también perdió la batalla ante del Covid-19. Se sabe que la familia del difunto reside en Warnes, por lo cual tampoco pudo acompañarlo en sus últimos momentos.

El Consulado de Bolivia en Milán ha colaborado con la cremación de los restos de ambos fallecidos y está agilizando la repatriación a Bolivia, trámite que tiene un alto costo económico.