Escucha esta nota aquí

El 13 de diciembre se conocerá en Miami, Florida (EEUU), la sentencia contra los cuatro involucrados en el proceso por la compra con sobreprecio de gases lacrimógenos, que también involucra al exministro Arturo Murillo.

Wilfredo Chávez, procurador General del Estado, informó que esa jornada tendrá lugar las audiencias secuenciales en las que se leerán los veredictos, que pueden ir de tres a diez años de cárcel.

Luis Berkman, propietario de la empresa intermediaria Bravo Tactical Solutions LLC (BTS), aceptó los cargos de conspiración para cometer lavado de dinero y soborno de funcionarios extranjeros, mientras que Philip Lichtenfeld admitió culpa de conspiración para defraudación.

Su hijo Bryan Berkman se declaró culpable del delito de conspiración para defraudar y Sergio Rodrigo Méndez aceptó los cargos por conspiración para cometer lavado de dinero, blanqueo de activos y pago de sobornos a funcionarios extranjeros.

La conferencia:


Esos aspectos, a decir de la autoridad, complicarían la situación de Murillo, que será sometido el 8 de noviembre al acto de lectura de cargos, tras que se suspendiera este viernes su audiencia y renunciara al procedimiento preliminar.

Chávez también detalló que el proceso civil recién comenzará en octubre de la próxima gestión, donde se pretende que el exministro devuelva al Estado 2.3 millones de dólares del sobreprecio en la compra de insumos y también exista un resarcimiento de daños.

Comentarios