Escucha esta nota aquí

De las denuncias de desapariciones que atendió la División de Trata y Tráfico de Personas, dependiente de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, al menos el 51% corresponde a mujeres adolescentes, señaló este sábado, su responsable, Gabriela Coca.

“Entre las personas desaparecidas más del 51%, según los registros, corresponde a la población adolescente mujer, principalmente, (porque) se van con sus parejas; de hecho, puede vincularse en algún momento con el delito de la trata de personas, donde se convierten en potenciales víctimas y como entran a una situación de calle, son más vulnerables”, indicó Coca.

Agregó que en las dos últimas semanas se recuperó a cuatro menores de edad, que fueron reportados como desaparecidos; pero, no siempre en todos los operativos se encuentran a personas que han sido dadas como extraviadas, pero cuando se las encuentra se investiga si no están vinculadas a un hecho delictivo y, si hubiera, se busca la causa, aunque muchas veces esas desapariciones se deben a un problema de conducta.

“Se escapan con sus enamorados o argumentan tener problemas dentro de sus casas, dicen 'es que me riñen, me pegan, prefiero estar en la calle'; y se quedan en la calle con gente extraña, es complicada la situación de los adolescentes”, explicó Coca.

El internet es otro anzuelo para los adolescentes, por ejemplo, al inicio de la cuarentena, en la zona Los Andes de La Paz, la Felcc intervino un internet donde rescató a un adolescente, quien estaba reportado como desaparecido; aprehendieron al dueño y arrestaron a dos personas, recordó. Otro caso impactante fue el de un niño que jugaba en un internet y dormía ahí.

“No son tan comunes estos casos, pero él ha vivido dos semanas ahí, estaba como desaparecido y durante esas dos semanas se ha cobijado en ese lugar, pero más allá de eso, le daban tiempo para el uso indiscriminado de los equipos (…) estar pegado a la computadora todo el día y toda la noche, descansaba unas horas”, indicó Coca.

Informó que el caso se está investigando porque junto con él rescataron a otros tres menores, además de cuatro jóvenes. “Debemos confirmar la hipótesis de que los estaban induciendo a la fuga, para beneficiarse con ganancias de trabajos que realicen, como algunos que limpian parabrisas en las calles y ese dinero usan para pagar su ‘deuda’”, explicó Coca.