Escucha esta nota aquí

Los bloqueadores se desmovilizaron, pero no todos. A escala nacional todavía persisten ciertas zonas con las rutas cerradas por movimientos sociales que desconocen el cuarto intermedio anunciado por la Central Obrera Bolivia (COB) y grupos afines al MAS, como Achacachi (La Paz) y en el interior del botadero de K'ara K'ara (Cochabamba).

Según el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, el 99% de los más de 182 bloqueos que se registraron en Bolivia en los últimos días fueron levantados y el 1% restante corresponde a las zonas mencionadas 

Sin embargo, esta no es la única situación, ya que, a pesar de que los bloqueadores se retiraron de las carreteras, los escombros impiden la libre circulación de vehículos en las rutas bolivianas 

"No tenemos bloqueadores, pero sí los objetos utilizados para bloquear", señaló el viceministro, en referencia a piedras, escombros, troncos y otros elementos que impiden el tránsito en las carreteras y que están siendo retirados por las alcaldías, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y los propios transportistas y usuarios de las rutas. 

En algunos casos se requieren maquinarias, ya que vecinos denunciaron que hay zonas en las que se usaron cachorros de dinamita para hacer caer piedas de la parte alta de los cerros, como es el caso de la salida de Cochabamba en la vía que conecta al departamento con Santa Cruz.

"No vamos a permitir que se bloquee más a Bolivia. Hemos sido demasiado tolerantes. El Gobierno no tiene la culpa del cambio de fecha electoral. Los bloqueadores piden temas descabellados como retomar el año escolar y que renuncie la presidenta (Jeanine Áñez) y eso no va a ocurrir", resaltó Issa.

Situación en Santa Cruz

El exdirigente campesino y hombre cercano a los grupos movilizados en Santa Cruz, Joel Guarachi, informó a EL DEBER que las vías están expeditas y que los grupos que impedían el tránsito en las carreteras cruceñas se retiraron al campo, ya que es tiempo de cosecha.

"Todo volvió a la calma, aunque hay preocupación por la persecución que hay hacia las bases. Ahora la gente está trabajando, ya querían que se solucione el conflicto porque la pandemia también dejó un efecto negativo en la economía de la gente del campo", expresó Guarachi.