Escucha esta nota aquí

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) volvió a pronunciarse a través de un comunicado sobre la compra de respiradores artificiales de emergencia que financió para Bolivia.

El organismo, que hace dos días respaldaba la adquisición, este miércoles pide "sanciones públicas a empresas e individuos que cometen prácticas prohibidas en licitaciones financiadas por el Banco" y responsabiliza al Gobierno de Bolivia por la compra. Por este caso, dos asesores del BID fueron aprehendidos en las últimas horas.

"El BID examinó el proceso de adquisición de acuerdo con los procedimientos convenidos con el Gobierno de Bolivia, el cual fue responsable de estas compras a través de su agencia ejecutora", señala y añade que "respeta las medidas de fiscalización que las instituciones públicas del país están tomando para aclarar el caso".

Es el segundo pronunciamiento del organismo desde que se destapó el presunto sobreprecio en la compra de respiradores. El 18 de mayo, el BID respaldó la adquisición diciendo que examinó el proceso y no lo objetó

El caso

El 14 de mayo llegaron 170 respiradores de España que no son aptos para terapia intensiva. El Estado boliviano pagó 4,7 millones de dólares a una empresa intermediaria por los equipos que, según el fabricante, costaban en total 1,4 millones de dólares.

Por este caso han sido aprehendidos varios funcionarios del Ministerio de Salud, entre ellos Marcelo Navajas que hasta el momento de su detención fungía como ministro. En su lugar fue posesionada Heidy Roca.