Escucha esta nota aquí

Haciendo referencia al propio discurso que maneja el bloque conciliador del Gobierno central, el dirigente cocalero Armin Lluta hizo una dura crítica a las autoridades y apuntó al vicepresidente David Choquehuanca, de acuerdo a las declaraciones recogidas por la prensa paceña.

El fallido diálogo entre las autoridades de gobierno y la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) para calmar las aguas de un conflicto que data de muchos años, se acentuó en las últimas semanas. En una reflexión, Lluta le recuerda a Choquehuanca sobre el cóndor que alza vuelo cuando sus dos alas están en equilibrio. En alusión a la referencia del vicepresidente dijo que “el cóndor perdió un ala”.

El cóndor levanta vuelo cuando su ala derecha está en perfecto equilibrio con su ala izquierda”, dijo Choquehuanca durante la toma de mando, en noviembre de 2020, en procura de una reconciliación en el país, una tarea todavía pendiente en la gestión de Arce Catacora.

El vicepresidente decía que tiene que haber equilibrio, que el cóndor vuela con las dos alas. Lamentablemente, el cóndor ha perdido ya un ala, porque no se está respetando a los campesinos, no respetan a los cocaleros de los Yungas. Lamentablemente se arremete con todo y nos quieren quitar nuestro patrimonio que es Adepcoca”, lamentó Lluta.

El dirigente cocalero advirtió también sobre una 'cacería de brujas', tomando en cuenta que debía comparecer este lunes a una audiencia de medidas cautelares y que personas como Daynor Choque, representante de los cocaleros de Coripata están en manos de la Justicia.

“Daynor Choque Chuquimia ha sido imputado, seguro lo van a trasladar a San Pedro, es una preocupación... el Gobierno quiere descabezar mediante la justicia a los dirigentes para así acallarlos y posesionar al dirigente que ha impuesto, Arnold Alanes”, subrayó.

Además, Lluta anunció que una vez que los socios recuperen la sede cocalera en Villa Fátima, si en una asamblea se decide, renunciará a su cargo por la unidad de los Yungas.

“Me debo a mi comunidad, me debo a mi regional y si se da una asamblea después de recuperar nuestra asociación, Armin Lluta va a dar un paso al costado para la unidad de los Yungas. No me voy a aferrar al cargo, que venga otro liderazgo, que venga otra persona con el compromiso de defender nuestra asociación”, dijo en una entrevista con FM Bolivia. 

A la vez, el dirigente cocalero aseguró que pese a los procesos penales que tiene en su contra, no traicionará a los productores de coca y afirmó que cumplió con el mandato de proteger el mercado cocalero, además de acatar las decisiones que se determinen en esa próxima asamblea.

Comentarios