Escucha esta nota aquí

A tres semanas de la realización del Congreso Orgánico del MAS las posiciones de los dirigentes, diputados, senadores, nuevos y antiguos empiezan a calentarse. Existen dos visiones que corresponden a la corriente renovadora y a la de los históricos que piden respeto a los fundadores.


El diputado Rolando Cuéllar fue el primero en lanzar la piedra desatando su artillería contra el entorno del ex Presidente Evo Morales a quienes pidió hacerse a un lado y dejar a los nuevos líderes conducir el partido; en el otro frente, el senador Leonardo Loza calificó como propuestas opositoras aquellas que no respetan la trayectoria de los conductores del masismo.


“Que no vuelvan las viejas roscas, lo que el MAS  quiere en este momento es renovación, quiere fundadores y dirigentes que asuman un cargo institucional. Esos fundadores o dirigentes que nunca tuvieron la oportunidad de ser senadores, diputados o ministros, hoy en día deben ser la renovación. Ellos asumen con nueva cara y nueva imagen el partido”, sostuvo el diputado Cuéllar.


Mientras que el senador cochabambino Leonardo Loza dijo que ese tipo de declaraciones dañan el instrumento político y que quienes lanzan declaraciones, sin medir consecuencias, pueden provocar divisiones internas.


“Creo que no hay que dar importancia a ese tipo de discursos que vienen muy pintado de otro color, es pérdida de tiempo, no podemos adelantarnos ni prever temas que van a debatir en un congreso nacional del MAS”, dijo Loza.


La dirección nacional del MAS convocó a un congreso ordinario para el 3 de junio donde se reformará el estatuto interno del partido de Gobierno y según su líder, Evo Morales el objetivo es evitar que en el futuro los militantes, autoridades electas o designadas sean candidatos por otros partidos y provocar situaciones como las ocurridas en las elecciones subnacionales de marzo, cuando varios dirigentes desplazados por el “dedazo” decidieron postular por otras fuerzas y le ganaron al MAS.


Cuéllar precisó que el evento de junio tratará las reformas al estatuto y que su región, Santa Cruz, tiene una propuesta. Cuéllar lanzó su indirecta a Evo Morales y dijo que se debe castigar a los dirigentes que designan a dedo a los candidatos y no respetan las nominaciones de base de las organizaciones.


“Santa Cruz tiene una propuesta para modificar el estatuto, aquel o aquellos dirigentes nacionales departamentales y seccionales que no respeten los ampliados orgánicos internos, sean procesados penalmente, encarcelados, expulsados y enviados al Tribunal Electoral para que el país sepa que ningún dirigente nacional, departamental o seccional vuelva a poner a dedo ni invitados por el MAS en los cargos”, señaló Cuéllar.

Comentarios