Escucha esta nota aquí

El cargo de Primera Dama del Estado puede volver a figurar después de un receso de 13 años, nueve meses y 18 días en los que Evo Morales lo dejó vacante y de un año en que Jeanine Áñez se hizo cargo del mando del país.


Lourdes Brígida Durán, es la esposa del presidente electo Luis Arce Catacora y puede revitalizar las oficinas de la Unidad de Apoyo a la Gestión Social (UAGS) que están en la avenida Arce Nº 2335. El controvertido despacho tuvo como última cabeza a Elena Arguedas, esposa del expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, quien entregó la presidencia el 22 de enero de 2006 precisamente a Morales.


Desde entonces, este despacho no tuvo una dirección visible, pero varias personas ocuparon esas oficinas que incluso fueron intervenidas por la justicia por hechos de corrupción.


Estas oficinas están vigentes desde 1998 cuando el entonces presidente, Hugo Banzer, firmó el decreto 25314 del 30 de octubre y le asignaba, entre otras atribuciones, la responsabilidad de promover políticas sociales y coordinar planes y programas de apoyo a favor de grupos sociales que no estén comprendidos dentro de la administración del Órgano Ejecutivo.


El personal de este despacho consta de una dirección ejecutiva, asesoría jurídica, auditoría interna y directores técnicos de administración, programas y proyectos.


Cuando empezó el mandato de Evo Morales, se especuló con que esa oficina podría ser ocupada por su hermana Esther, tal como había sucedido en 1989 cuando Jaime Paz Zamora designó a su hermana Rosario, pero la iniciativa no prosperó.


Luego se habló de que la hija de Morales, Eva Liz podría desempeñar ese cargo, pero tampoco funcionó y el despacho que tenía dependencia directa del ministerio de la Presidencia fue manejado de ese modo.


Fue en ese periodo, 2014 -2016 que surgieron los problemas a la luz  del escándalo de Gabriela Zapata que utilizó las dependencias para realizar negocios privados con el Estado, aprovechando una relación sentimental con Evo Morales. En este escándalo estuvo involucrado el ex ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien tuvo contacto directo con Zapata. Hoy la ex pareja de Morales guarda detención en el penal de Miraflores.


En este último periodo, la oficina fue asignada a Carolina Ribera, hija de la actual presidenta, Jeanine Áñez, y cumplió tareas de asistencia, principalmente a pueblos del departamento beniano.


Antes de las elecciones, Lourdes Brígida Durán y Luis Arce fueron denunciados por el exprocurador, Alberto Morales, de movimientos sospechosos en sus cuentas bancarias y el gobierno anunció otro proceso contra el actual mandatario electo.