Escucha esta nota aquí

Vencido el plazo para los cometarios del Gobierno, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI) ahora prepara la publicación del reporte sobre la violencia y la vulneración de derechos humanos durante la crisis política de 2019.

“El GIE está realizando la edición y la corrección de estilo del informe para su publicación y difusión, así como organizando los aspectos logísticos para llevar a cabo el lanzamiento público del informe en Bolivia la semana del 16 al 20 de agosto”, informó Jaime Vida, coordinador del grupo de especialistas en un comunicado remitido a EL DEBER.

El GIEI entregó el 23 de julio en Washington, en la embajada de Bolivia ante la OEA, el informe final sobre la crisis de 2019. Según el acuerdo firmado con el país, el Gobierno tuvo 10 días para hacer comentarios, un plazo que venció este jueves.

El pasado fin de semana, el GIEI se contactó con las víctimas de Senkata y acordaron la presentación del reporte en ese barrio, ubicado a 25 kilómetros del centro de La Paz, según informó David Inca, presidente de  la Asamblea de Derechos Humanos de El Alto.

“Los vamos a recibir el 16 de agosto en la Iglesia San Francisco. Ellos ya se contactaron con nosotros y acordamos que entregarían el informe ese día”, informó el activista que respaldó a las familias de las personas que fallecieron el 19 de noviembre de 2019.

Ese día, una decena de personas fallecieron en Senkata tras una intervención militar y policial que se produjo para desactivar una protesta que estaba bloqueando los accesos a una planta de procesamiento de la estatal petrolera YPFB.

El MAS asegura que hubo un “golpe de Estado” y promovió acciones legales para probar los delitos que tienen que ver con este extremo. Una docena de exjefes militares, dos ministros y la expresidenta Jeanine Áñez están detenidas por este caso.

En Senkata fallecieron una decena de personas a raíz de disparos con armas de fuego y otro grupo resultó lesionado el 19 de noviembre de 2019 luego de una intervención militar y policial. Ese día, una protesta bloqueó los accesos a una planta de procesamiento de YPFB.

Pero durante la crisis de 2019 fallecieron 37 personas y se registraron denuncias contra grupos afines al MAS que salieron a defender el mandato de Evo Morales, quien se presentó a las elecciones nacionales de ese año a pesar de las limitaciones constitucionales y los resultados de un referéndum que le prohibieron repostularse.

El reporte del  GIEI, según el protocolo de acción acordado con el país, planteará una estrategia para investigar delitos de orden penal, civil y administrativo, derivados de vulneración a los derechos humanos, así como “omisiones” cometidas por parte del Estado entre septiembre y diciembre de 2019.

Comentarios