Escucha esta nota aquí

Si bien el Gobierno ha reducido tres ministerios y dos embajadas para ahorrar, los miembros del Poder Ejecutivo aún estudian y no han determinado a cuánto ascenderá el mencionado ahorro.

A la pregunta de a cuánto se elevará el ahorro con la eliminación de tres ministerios y dos embajadas, el ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, informó que “el Ministerio de Economía realiza los cálculos necesarios, porque al acoplarse a otros ministerios hay una serie de cargos que trabajaban alrededor del ministro que ya no percibirán esos ingresos”.  Agregó que no se producirá ninguna masacre blanca, "porque precisamente sólo se harán cambios a nivel jerárquico".

Mientras tanto, la oposición critica. El candidato a la vicepresidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Gustavo Pedraza, manifestó que si la presidenta Jeanine Áñez quiere ahorrar, debe reducir los spots de campaña que sobrepasan los 100 segundos. “Con eso podrá comprar camas para hospitales”, enfatizó. 

El jefe de bancada del MAS en Senadores, Efraín Chambi, manifestó que el Gobierno transitorio va más allá de los parámetros con los que fue constituido. “Estos cambios estructurales que ha realizado lastimosamente afectan a conquistas sociales, como fue el Ministerio de Culturas, muy importante. Es un golpe a la identidad, a la despatriarcalización, un golpe a la lucha contra el racismo y a la identidad porque ese ministerio estaba encargado del turismo. No entendemos esta acción política. No vaya a ser que en los próximos días, a título de necesidad, suba el dólar y el Fondo Monetario Internacional tome el control del país”.

En su conferencia de prensa, el ministro Ortiz recordó por ejemplo, que esta entidad estatal (Ministerio de Culturas) era utilizada para montar escenarios para los actos de Evo Morales "y para fabricar bombas molotov". 

El diputado David Ramos (MAS) denunció que la medida “dejará a miles de personas en la calle, sin fuentes de trabajo, sin emprendimientos y eso, desde nuestro punto de vista, es funesto para los bolivianos y bolivianas”.

Para Ramos, los próximos ministerios en suprimirse serán los de Energías, Minería y Metalurgia, e Hidrocarburos. “Parece que en la propuesta que tiene el actual Gobierno de transición ya no necesita ministros que desarrollen Políticas de Estado”, manifestó.

Por su parte, la canciller Karen Longaric dijo que en seis meses se logró “desideologizar” la función de la Cancillería y el ministerio se abrió a países que en las gestiones de Evo Morales las relaciones diplomáticas fueron rotas o dañadas. 

La autoridad puso como ejemplo el acercamiento con Estados Unidos, Israel y Marruecos. Sobre el personal de Cancillería, la ministra dijo que en la era del MAS el personal de esa entidad creció un 63% y parte de ese incremento fue para designar cargos diplomáticos a políticos o amistades del exmandatario Evo Morales. 

“Debo comentarle que, en los 14 años del Movimiento Al Socialismo (MAS), la cantidad de funcionarios en el ministerio de Relaciones Exteriores creció un 63%; sin embargo, no hemos visto resultados positivos en nuestras relaciones internacionales. Debemos corregir esto, reducir la burocracia y al mismo tiempo aumentar la productividad y la calidad del trabajo de nuestros funcionarios”, destacó Longaric. 

Sobre los decretos

El decreto establece que el personal de los ministerios de Estado fusionados “podrá ser incorporado” a los ministerios respectivos conforme a las nuevas atribuciones asignadas en la presente norma, previa evaluación y acorde a la estructura y escala salarial aprobadas. 

Las obligaciones sociales y laborales del personal de los ministerios de Estado fusionados por el decreto, “serán asumidas por los ministerios respectivos conforme a las nuevas atribuciones asignadas" en la norma, en los casos que corresponda.

Los ministerios a los que se les asigna nuevas atribuciones en el marco del Decreto Supremo, asumirán los procesos de contratación de bienes y servicios iniciados por los ministerios fusionados, estando facultados a continuar o dejar sin efecto dichos procesos.

Además, subraya que quedan válidos y vigentes los acuerdos, convenios, contratos, así como instrumentos legales, financieros y administrativos suscritos por los ministerios, con las personas naturales y jurídicas, instituciones, entidades y empresas públicas y privadas, nacionales e internacionales, mismos que serán asumidos por los ministerios respectivos.

La norma agrega que los procesos administrativos, judiciales y otros, en los que sean parte los ministerios fusionados, serán asumidos por los ministerios respectivoss.

El decreto 4257 modifica la organización del Poder Ejecutivo, y para ello cambia el Decreto Supremo N° 29894, de 7 de febrero de 2009.

El mismo incorpora en la estructura del Ministerio de la Presidencia al Viceministerio de Comunicación, con dos reparticiones adjuntas: la dirección General de Políticas Comunicacionales y la Dirección General de Gestión Comunicacional.

Comunicación pasó a Presidencia con todas sus dependencias, incluso con la autorización de un recurso adicional de Bs 49,3 millones, para el pago de gastos comprometidos y no devengados de la gestión 2019 del ex Ministerio de Comunicación. 

Por su parte, en el decreto 4259 se autoriza al Ministerio de Economía y Finanzas Publicas, a través del Tesoro General de la Nación, realizar en la gestión 2020 la asignación presupuestaria de recursos adicionales por un monto de Bs 49.393.114, a favor del Ministerio de la Presidencia para el pago de gastos comprometidos y no devengados de la gestión 2019 del ex Ministerio de Comunicación.

Tareas del ahora viceministerio de Comunicación

El decreto 4257 también incorpora atribuciones del nuevo viceministerio de comunicación, que son: diseñar, elaborar y desarrollar políticas y estrategias de comunicación gubernamental, elaborar y proyectar normas de comunicación gubernamental, establecer acciones coordinadas de información y comunicación interministerial e interinstitucional, informar sobre temas de interés coyuntural, supervisar la emisión de boletines, cartillas, páginas web, revistas, periódicos y demás documentos comunicacionales. 

Además, coordinar con los ministerios de Estado las tareas de monitoreo de información, apoyar al ministro en las actividades de comunicación interministerial y en la información y difusión de las políticas y acciones gubernamentales, desarrollar un sistema de información de investigación y sistematización de demandas sociales y de opinión pública, gestionar la difusión de las políticas del Gobierno y de la imagen del Estado Plurinacional.

También se encargará de elaborar y ejecutar planes, programas y proyectos de posicionamiento en temas estratégicos de la gestión gubernamental, en el marco de las políticas aprobadas por el ministro, haciendo el seguimiento, el control y la evaluación de la ejecución de los mismos.

Paralelamente diseñar, elaborar y desarrollar políticas de relacionamiento del Órgano Ejecutivo con los medios de comunicación gubernamentales. Desarrollar programas y proyectos de fortalecimiento y desarrollo de los medios de comunicación del Estado, así como orientar y supervisar su relacionamiento. Gestionar la relación con los medios de comunicación social, públicos y privados.

Tres ministerios absorben Culturas y Deportes

Comunicación pasó a Presidencia, pero el ex Ministerio de Culturas es el que ha quedado cercenado. El Ministerio de Educación absorbe al de Deportes y al viceministerio de Interculturalidad, con la Dirección General de Promoción Cultural y Artística y Dirección General de Patrimonio Cultural. Todo el área de Turismo fue llevado a Desarrollo Productivo y Economía Plural; y el área de Descolonización, al Ministerio de Justicia.

El mismo decreto incrusta a la estructura del Ministerio de Educación, Deportes y Culturas, por un lado, al Viceministerio de Deportes, con la Dirección General de Deportes, Dirección General de Formación Deportiva. Por otro lado, al Viceministerio de Interculturalidad, con la Dirección General de Promoción Cultural y Artística y Dirección General de Patrimonio Cultural, que dependían de Culturas.

Mientras, se incorpora en la estructura del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural al Viceministerio de Turismo, que dependía de Culturas, y pasa también con la Dirección General de Turismo y la Dirección General de Control a la Actividad Turística, con sus mismas atribuciones.

Por otra parte, se incorpora en la estructura del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, el Viceministerio de Descolonización (dependía de Culturas), con su Dirección General de Administración Pública Plurinacional y la Dirección General de Lucha Contra el Racismo.