Desde el Viceministerio de Defensa Civil informaron que no existe un estado de emergencia, pero que están listos para enfrentar cualquier situación generadas por las precipitaciones

3 de enero de 2021, 20:48 PM
3 de enero de 2021, 20:48 PM

El Gobierno central informó que no existe estado de emergencia en el país producto de las recientes precipitaciones registradas en diferentes zonas de Bolivia. Así lo expuso el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, quien argumentó que no existen ningún municipio con la declaratoria de emergencia, pero las autoridades están listas y atentas ante cualquier eventualidad para actuar ante situaciones de urgencia que se presenten por lluvias y probables inundaciones.

“En este momento no existe ningún municipio que haya declarado emergencia, las lluvias que han caído en el país están en un nivel naranja, como se dice no revisten gravedad, sin embargo estamos con nuestras unidades en todo el país, organizados para que se pueda dar una respuesta inmediata”, sostuvo Calvimontes durante la presentación del Plan Estratégico de Lucha Contra el Rebrote del coronavirus.

Los lugares donde se registraron precipitaciones relativamente fuertes son El Chapare (en Cochabamba), en el departamento de Beni, principalmente Trinidad, y Santa Cruz. A estos se suman parte de Chuquisaca, el norte de La Paz y Tarija, según el reporte de Calvimontes.

No obstante, este escenario lleva a las autoridades locales a estar alertas, puesto que cada año las lluvias golpean a las zonas rurales. Tal es el caso del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de Santa Cruz, que se declaró en alerta permanente después de mitigarse los incendios.

Por otro lado, Defensa Civil activó el estado de alerta en sus 15 dependencias, nueve oficinas departamentales y seis regionales en todo el territorio. Cada una de ellas cuenta con la cantidad de personal y equipo suficiente para dar respuesta inmediata en el momento que se considere necesario, manifestó.         

Según los pronósticos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) dijo que el fenómeno de La Niña tendrá un impacto en el continente americano y, por ende en Bolivia, pero "los reportes indican que el mismo será de mediana consideración".