Escucha esta nota aquí

El Gobierno lanzó una invitación pública “a todos los gremiales de Bolivia” para una mesa de diálogo para tratar las observaciones de la Ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento al Terrorismo, además de "otros temas de interés".

La convocatoria fue lanzada al cumplirse el cuarto día de paro multisectorial  en varias ciudades capitales del país contra la vigencia de esa norma, a la que consideran "inconstitucional"

Al lanzar la invitación, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, aseguró que  hay un “espíritu abierto” en esta convocatoria. “No lo estamos haciendo de ahora, sino que lo estamos haciendo a lo largo de la gestión y estas últimas semanas, donde siempre hemos ratificado nuestro espíritu de diálogo", dijo. 

La convocatoria fue fijada para este sábado 13 de noviembre desde las 09:00 en el Auditorio Ramiro Pérez de la Facultad de Ciencias Económicas, de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) de  Cochabamba.

“Esta reunión es específicamente para tratar asuntos que le atañen a la familia gremial que es de preocupación de ellos, por lo tanto, no está circunscrito simplemente a la Ley 1386, sino a otras que son de importancia para la familia gremial” insistió.

El representante de los gremiales de El Alto, Toño Siñani, afirmó que asistirá a la convocatoria, pero observó que no hayan sido invitados otros sectores como los transportistas que también observan la Ley 1386.

"¿Qué van a decir los sectores que no se movilizaron y más bien aceptaron esta norma? Si vemos a personas que son ajenas a este movimiento porque son parte del MAS, media vuelta nos vamos a dar", advirtió Siñani.

Más temprano, el secretario Ejecutivo de la Confederación Nacional de Gremiales, Francisco Figueroa, informó que recibió llamadas telefónicas de varios miembros del gabinete del presidente Luis Arce.

Señaló que hay “una decisión tomada” por su sector que tiene que ver con la abrogación de la Ley 1386 y que será bajo ese paraguas que analizarán una eventual mesa de diálogo. “No es que vamos a pedir la anulación de una ley, después de otra ley; no estamos en eso. Estamos peleando contra todo lo que afecte al sector gremial”, remarcó.

Por su lado, Juan Carlos García, dirigente gremial afín al Gobierno confirmó su participación en el encuentro previsto para el sábado.

Comentarios