Escucha esta nota aquí

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, denunció que, como consecuencia de bloqueos de rutas que sectores afines al MAS realizan en todo el país, en Oruro se reportaron 40 casos de pacientes que se debaten entre la vida y la muerte por falta de oxígeno, mientras que dos enfermos perdieron la vida porque no pudieron ser atendidos por la falta de ese insumo médico.

"Una vez más queremos denunciar que el país sufre un gravísimo atentado contra la salud... los bloqueos impiden el ingreso y la salida de material de salud, vital en este momento. Solamente en Oruro se reportaron más de 40 casos de pacientes contagiados con Covid-19, que corren el riesgo de perder la vida por falta de oxígeno", manifestó Núñez.

Luego dijo que un reciente informe recibido por el Gobierno confirma que dos personas murieron al perder la lucha contra esta enfermedad "por falta de este suministro". En coincidencia con el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, Núñez aseguró que las movilizaciones de los sectores afines al MAS son pagadas, "causando daños irreparables a la salud y a la economía del país".

Los movilizados impidieron el paso de camiones cisternas con combustible, gas, pero también de ambulancias con pacientes, medicamentos y otros insumos médicos, de acuerdo a lo manifestado por el ministro Núñez.

"No les bastó con impedir el ingreso de alimentos el año pasado, ahora intentan dejar (a los pacientes) sin oxígeno para respirar. Ese es el MAS sin máscara", aseveró Murillo. El Gobierno ordenó el establecimiento de un puente aéreo para la provisión de oxígeno y otros insumos médicos a distintos puntos del país. 

La autoridad aseguró que todas las muertes por efecto de los bloqueos serán responsabilidad del MAS y de sus sectores sociales, porque "a los masistas no les interesa la salud, el bienestar ni la vida de los bolivianos".