Escucha esta nota aquí

El Instituto De Investigaciones Forenses (IDIF) no encontró signos de violación o violencia en el cuerpo de María Fernanda Paucara (23), una joven que fue hallada muerta el 6 de octubre en una celda de la Estación Integral Policial (EPI) de la zona Chasquipampa en La Paz.

La información fue proporcionada por el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, quien instruyó una investigación pormenorizada sobre las circunstancias en las que perdió la vida mujer, arrestada por consumir bebidas alcohólicas en vía pública.

“El IDIF ha determinado que no existen signos de violencia ni de violación en esta mujer; sin embargo, se ha abierto un proceso penal para que se investigue a los siete policías que se encontraban custodiando la celda”, agregó Del Castillo.

Los siete uniformados que estaban encargados de la seguridad de ese espacio son sometidos a un proceso penal y disciplinario para determinar las circunstancias en las que se registró el hecho.

La protesta:


La Policía procedió a retirarle las agujetas de sus zapatos, pero llevaba un cordón de su pantalón y con este elemento ha procedido a quitarse la vida”, explicó la autoridad, de acuerdo al informe preliminar.

La noche del jueves se registró una movilización de los familiares, amigos y vecinos de la María Fernanda, que dejó en la orfandad a dos hijos menores. Su entorno no cree en la versión de la Policía y considera que María Fernanda fue víctima de abusos.

El informe forense detalla que la muerte ocurrió por anoxia cerebral causada por un supuesto ahorcamiento y se espera conocer las declaraciones de otros dos varones que fueron detenidos junto a la joven.

Comentarios