Escucha esta nota aquí

Personal del Instituto De Investigaciones Forenses (IDIF) no encuentra a José Luis Camacho, padre del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y eso demora la citación de ambos, para que declaren ante la Fiscalía por el caso de supuesto “golpe de Estado” que promueve el MAS.

En dos oportunidades los médicos se trasladaron al domicilio de Camacho para someterlo a evaluaciones médicas, pero no fue hallado. Sin embargo, un familiar comprometió que este miércoles se haría presente en dependencias del Ministerio Público.

“Debido a que esta persona indicó que tiene problemas de salud que le impiden trasladarse a La Paz para que preste su declaración informativa, nosotros, respetuosos de los derechos y garantías, hemos pedido al Instituto de Investigaciones Forenses que proceda a verificar la situación de salud del señor José Luis Camacho. Ayer (martes), en dos oportunidades, personal del IDIF de Santa Cruz se ha trasladado a su domicilio, pero no lo encontró, existió el compromiso de uno de sus familiares para que hoy se apersone de manera voluntaria para someterse a esta valoración, estamos aguardando que suceda esto”, dijo el secretario general de la Fiscalía, Edwin Quispe.

Por 'estrategia', la comisión de fiscales considera que el padre del exlíder cívico cruceño debe comparecer primero, para luego citar a la autoridad regional. José Luis Camacho arguye problemas de salud que le impiden trasladarse a la sede de Gobierno y solicitó declarar en la capital cruceña.  

La conferencia de prensa:


“Conminamos a que se haga presente el señor José Luis Camacho, entendemos que los ciudadanos actuamos de buena fe, esperamos que honre ese compromiso y de no suceder eso, la comisión determinará lo que en derecho corresponde”, recalcó el personero.

Consultado sobre la posibilidad de emitir una orden de aprehensión para asegurar la presencia de José Luis Camacho, el secretario dijo que “se analizará de acuerdo al resultado”, recalcando que se aplicará “el mecanismo que la normativa comprende”.

El 5 de octubre José Luis Camacho debía declarar por el caso “golpe de Estado”, pero su defensa informó que padece de problemas inmunológicos y presión arterial elevada.

Su hijo, Luis Fernando Camacho, debía presentarse en la urbe paceña el 7 de octubre, pero, como se suspendió la primera citación, los fiscales determinaron suspender ese acto considerando que primero debe declarar el padre.

Comentarios