Escucha esta nota aquí

La higiene es fundamental para enfrentar a la misteriosa hepatitis cuyo origen está bajo estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta hepatitis produce ictericia (se amarillea la piel y los ojos), diarrea, vómitos y dolores abdominales y en los casos severos ha requerido un trasplante de hígado.

La enfermedad ha causado la muerte de cuatro niños, según el balance de la OMS sobre 228 casos informados hasta el 1 de mayo.

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) considera que "lo más probable es una causa infecciosa basándose en las características clínicas y epidemiológicas de los casos que se están investigando". aunque tampoco descarta una "posible exposición tóxica".  "Las investigaciones toxicológicas están en curso, pero se considera más probable una etiología infecciosa dado el cuadro epidemiológico y las características clínicas de los casos”, resume el organismo.

La forma más efectiva de minimizar la propagación de los adenovirus y otros muchos virus es practicar una buena higiene de las manos y de las vías respiratorias (cubrirse al toser con la parte interior del codo y emplear pañuelos desechables).

Una de las recomendaciones de la OMS es el lavado constante de manos, pero también sugiere medidas de higiene como cubrirse al toser o estornudar, lo cual sirve también para prevenir la transmisión del adenovirus.

Lavar bien los alimentos que se consume y consumir agua hervida es otra práctica para prevenir la enfermedad.

La recomendación para los padres es “estar atentos a los síntomas, como diarrea o vómito, y principalmente si hay señales de coloración amarillenta de los ojos y la piel, se debe buscar prontamente atención médica”.

El infectólogo Carlos Paz también recomienda extremar la higiene como medida de prevención, especialmente el lavado de manos, y no esperar para buscar atención médica en caso de síntomas.

Comentarios