Escucha esta nota aquí


La fallida elección del defensor del pueblo reveló una nueva fisura en el MAS. La bancada del oficialismo se reunió ayer varias veces para pactar y asumir una sola tendencia, pero no pudo destrabar el proceso. 

Los opositores, en cambio, temen que el vicepresidente David Choquehuanca ordene, de un momento a otro, la reinstalación de la sesión que está en suspenso desde el jueves 5 de mayo. “Esta semana es clave, estaremos atentos y debe haber acuerdo con la oposición”, afirmó ayer el senador Rubén Gutiérrez (MAS).

Pero el jefe de bancada del oficialismo en la Cámara de Diputados, Gualberto Arispe, precisó: “Tenemos mucha cautela, mucha tranquilidad, porque las cosas siempre nos van a salir bien sin apresurarnos, cuando hagamos las cosas de manera muy seria, analizando bien sin apresuramientos”.

Eso sí, “si esto se ratifica (la falta de dos tercios) como está hasta ahora se dará lugar a que la señora Nadia Cruz mantenga el interinato. Hemos planteado dar una señal con otra defensora, con otro defensor”, afirmó Arispe.

Durante la sesión de la Asamblea Legislativa del 5 de mayo, las tres fuerzas políticas inclinaron por tres de los siete candidatos “finalistas” a Defensor del Pueblo. La alianza Comunidad Ciudadana (CC) apostó por Evelín Cossío; el Movimiento al Socialismo (MAS) con divisiones notorias votó por Francisco Callisaya y Porfirio Machado, mientras que Creemos votó en blanco. 

En la primera elección, Callizaya obtuvo 65 votos, seguido de Cossío, con 46; Machado, 30; Claudia Calvo Campos, dos, Rubén Julio Estrada, dos, hubo 18 votos blancos y un voto nulo.
El candidato elegido debía conseguir 109 votos, pero ninguno alcanzó este requisito y se procedió a una segunda elección. Callisaya logró 82 votos, Cossío 47 votos, Machado 11, los votos nulos 17 y Luisa Chipana uno. Entonces, Choquehuanca declaró la sesión en suspenso que dura hasta hoy.

El diputado José Ormachea (CC) dijo que su bancada se declaró en vigilia porque temen “un golpe de Choquehuanca a la democracia” con una convocatoria.

Su colega Óscar Balderas (CC) afirmó que debe haber “un diálogo político y de alto nivel con participación de la sociedad civil” para reconducir el proceso y se elijan a los más calificados.

Creemos ratificó ayer la postura de comenzar de cero el proceso.


Comentarios