Escucha esta nota aquí

La candidatura de Luis Arce Catacora fue oficializada cerca de las 17:30 de este lunes ante el Tribunal Supremo Electoral. El exministro de Economía postulará a la Presidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS) y lo acompaña en la fórmula David Choquehuanca, excanciller.

Ambos son considerados 'hombres fuertes' del Gobierno de Evo Morales y están entre los que más tiempo lo acompañaron en el gabinete. Antes de llegar al Órgano Electoral, se unieron a una concentración en la plaza San Francisco, de La Paz, desde donde acudieron a realizar su inscripción.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha puesto plazo hasta las 18:30 para la inscripción de candidaturas. Se tiene previsto que al menos siete binomios más se anoten hasta el final de la tarde.

Denuncian persecución

Al salir del TSE, Arce Catacora tuvo un breve contacto con los medios de comunicación, momento en el que señaló que existe persecución contra dirigentes de su partido. 

"Lamentamos ese mandamiento de aprehensión que ha circulado en las redes, por más que se diga que hoy no existe, es una clara muestra de la persecución", manifestó.

Con esas palabras Arce Catacora se refería a la supuesta orden de aprehensión que existe contra Wilfredo Chávez, que fue desmentida por el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcn), Iván Rojas y por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo. 

Candidatos nuevos

Por primera vez en 18 años, el MAS postulará a la Presidencia de Bolivia a una persona diferente a Evo Morales. Desde 2002, y en los procesos electorales de 2005, 2009, 2014 y 2019 (éste último anulado por indicios de fraude), el dirigente cocalero lideró la lista del partido.

En 2002 salió segundo en la votación y el Gobierno quedó en manos de Gonzalo Sánchez de Lozada. Ese año, el candidato a vicepresidente del MAS fue Antonio Peredo. En las siguientes elecciones, lo acompañó Álvaro García Linera.

Pese a que la Constitución Política del Estado -puesta en vigencia en 2009 permite solo una reelección consecutiva, Morales buscó en octubre pasado su cuarto mandato consecutivo. 

Su segundo mandato y primera reelección (2009) estuvo en el marco de la ley. Para el tercer mandato y segunda reeleción (2014) argumentó que el primer mandato no contaba porque estaba en vigencia la antigua constitución. 

Para intentar su cuarto mandato, primero se organizó un referendo que le vetó ser electo pero luego un mecanismo legal logró habilitarlo como postulante en 2019. Esas elecciones tuvieron indicios de fraude, fueron anuladas y devinieron en su salida del poder.

Comentarios