Escucha esta nota aquí

El MAS presiona a la Fiscalía. La diputada del MAS, Lidia Patty Mullisaca se apersonó esta mañana ante el fiscal Luis Fernando Atanacio, y presentó un memorial en el que solicitó la aprehensión del exministro de Gobierno, Arturo Murillo, “para evitar que fugue del país”, y para garantizar su presencia en el proceso por la supuesta compra irregular de armamento no letal para la Policía y las Fuerzas Armadas, en noviembre del año pasado.

En el documento, al que tuvo acceso este medio, la asambleísta advierte que en mérito a la capacidad legal que le otorga la CPE de controlar y fiscalizar los órganos del Estado y las instituciones públicas, se apersona ante el fiscal que es director funcional de la investigación para recordarle que durante las indagaciones se advirtió “la probabilidad de autoría” del exministro Murillo. 

“Asimismo, en la etapa preparatoria se debe garantizar la presencia de la exautoridad, “hay testigos que tienen que declarar, se necesita realizar inspección ocular, cateo y para garantizar el cumplimiento de la sentencia”, ante un hecho que la diputada considera que tiene elementos de convicción “suficientes para sostener que el imputado es con probabilidad autor y partícipe del hecho punible”, por lo que pide que “emita aprehensión directa y impute formalmente” a Murillo en este caso.

Para sustentar la solicitud, sostiene que los imputados no acreditaron domicilio real, familia y negocios asentados en el país (Murillo, y el actual ministro de Defensa, Luis Fernando López). Que al no estar arraigado, Murillo puede abandonar el país en cualquier momento. El memorial recuerda que en otro caso, mediante sus dependientes, Murillo ordenó detener a un juez bajo la modalidad de acción directa.

Acota que puede influir en los testigos que tienen que declarar, en los peritos e investigadores por su condición de exministro. Los delitos por los que se le acusan son superiores a dos años, y que hay elementos suficientes para sostener que Murillo y López pueden ocultarse, fugarse u obstaculizar la averiguación de la verdad.

En contacto con EL DEBER, Lidia Patty manifestó que se apersonó hoy. “Lo hice porque Murillo, uno de los implicados ya dejó su cargo y nosotros tenemos susceptibilidad de que se pueda escapar. No queremos que el pueblo nos juzgue, y será decisión de la Fiscalía cumplir o no con su trabajo, porque si no lo detienen incurrirían en el delito de incumplimiento de deberes”.

Este pedido se movilizó también y llegó incluso hasta el Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa. De esta forma el MAS, además de pedir el procesamiento de Murillo y López, presiona al Ministerio Público. “Nosotros lo hacemos como fiscalizadores, si ellos lo hacen o no, es problema del fiscal. Además, tenemos información de que el exministro ya no está en Bolivia”.

Murillo declaró en este caso ante la Fiscalía. En esa comparecencia, manifestó que no presentó informes a la Asamblea sobre la compra de este material que sirvió para dotar a la Policía y FFAA durante los conflictos del año pasado, porque en este caso la compra la realizó el Ministerio de Defensa, no el de Gobierno.

El coordinador de la Fiscalía Departamental de La Paz, Sergio Bustillos, señaló que el exministro ya brindó su declaración informativa y que se recaba información e indicios sobre la compra de agentes químicos con presunto sobreprecio. Agregó que se requirió información a Brasil, a la empresa que hizo la ventya y que la Fiscalía espera estos datos y la declaración de un testigo que trabaja en ese país, para resolver “algunas dudas que tiene el Ministerio Público”.

Consultado al respecto, el exministro Murillo dijo que haría declaraciones más tarde.