Escucha esta nota aquí

El Movimiento Al Socialismo (MAS) reprochó la aprehensión del asambleísta paceño Gustavo Torrico, quien está mañana fue trasladado desde su domicilio a instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de la sede de Gobierno. El aprehendido es acusado de cometer los supuestos delitos de sedición y terrorismo por emitir declaraciones en medio del conflicto del año pasado.

La jefatura de bancada del MAS en el Senado, en un comunicado, lamentó este hecho y de otros ligados a líderes masistas y pidió al Gobierno de transición garantizar los derechos fundamentales de políticos y dirigentes del partido de Evo Morales. “La jefatura de bancada del Movimiento al Socialismo (MAS) en la Cámara de Senadores, ante las detenciones y aprehensiones a ciudadanos bolivianos, señala que hará cumplir las atribuciones determinadas para proteger los derechos vulnerados en base a la facultad de control y fiscalización”, dice parte del comunicado.

Al respecto, la diputada Sonia Brito calificó la aprehensión de Torrico como “ilegal” y pidió al gobierno de Jeanine Áñez “detener” la supuesta persecución contra afines al MAS. “Él (Torrico) estaba en su casa y lo aprehenden. Le ponen manillas como si fuera un delincuente y lo llevan a la Felcc. Ahora, el fiscal no llega a la Policía y lo tienen ahí”, reprochó la legisladora.

La investigación contra Torrico surgió por las declaraciones que hizo durante la convulsión social, cuando se dirigió a las madres de familia y les advirtió: "no sé cuántas están dispuestas a sacrificar a sus hijos, llevarse ese dolor tan criminal que es el sentir la muerte de tu hijo".

Torrico, en un breve contacto con la prensa, dijo que su detención era ilegal y que no entendía por qué lo habían enmanillado. Negó que lo hubieran notificado para declarar y que hubiera sido parte de un plan de sedición en el país.

Comentarios