Escucha esta nota aquí

Eliane Capobianco tiene el voto de confianza del Gobierno de transición para tomar las riendas del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, una de las carteras de Estado más criticadas durante el mandato de Evo Morales. Con una amplia experiencia en el sector, la autoridad reveló los planes de trabajo que lleva en marcha y en su agenda figuran la transparencia institucional, el tema tierras, la biotecnología y el trabajo en conjunto con otras entidades y actores del sector.

El Gobierno de transición traza sus metas para la presente gestión, ¿qué hay de las líneas de trabajo del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras?

Tenemos lineamientos que se abocan a restaurar la institucionalidad de las entidades públicas. Hay instituciones que dependen del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, como el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), que fueron tomadas y utilizadas como un botín político.

Entonces queremos restaurar la legalidad, la seguridad jurídica y devolver la tranquilidad a los propietarios y personas; queremos que vean un ministerio e instituciones que son amigas y no lo que se venía dando con amenazas, extorsiones y todo tipo de situaciones. Eso se acabó. Vamos a transparentar la gestión y una muestra de ello es el perfil de Francisco Ferrier (nuevo director departamental del INRA Santa Cruz), un profesional técnico y especializado en estos temas.

Además de esta iniciativa hay distintas demandas de los sectores productivos. Por ejemplo, el agro registra un estancamiento en cuanto a superficie sembrada y productividad, ¿qué políticas públicas implementarán para atender estos requerimientos sectoriales?

Hay mucho por hacer. Queremos trabajar en conjunto con otros ministerios para contribuir al desarrollo de zonas rurales. Por ejemplo, definimos líneas de trabajo con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua para atender a las zonas afectadas por los incendios en la Chiquitania (lo registrado en 2019). Se consiguieron $us 50 millones para estas situaciones y vamos a trabajar en conjunto, acercarnos a la ciudadanía y a los municipios para ver cómo pueden hacer uso de estos recursos en beneficio de sus jurisdicciones y la restauración de los bosques, ya que eso compete a nuestro ministerio. Será un trabajo conjunto que antes no se daba y vemos que es importante dar estas señales de organización y cooperación entre ministerios e instituciones para obtener mejores resultados.

La dotación y distribución de tierras denotó corrupción en el anterior Gobierno, ahora que usted es cabeza del ministerio, ¿qué lineamientos seguirá para ser más eficiente este proceso y que no se repita?

Hay una paralización en la dotación de tierras a raíz de las irregularidades detectadas en el tema de la Chiquitania. Vamos a continuar con las inspecciones para tener un mapa de las irregularidades. Hay muchas tierras abandonadas, alquiladas o vendidas. Eso es ilegal. Una vez tengamos las definiciones tomaremos medidas. Si hay que revertir se lo hará. Vamos a verificar si las tierras son de uso agrícola y respetar las que sean para las personas originarias del lugar. Así lo establece la ley.

En este sentido, ¿cuáles serán los cambios inmediatos?

Es importante que en la dotación de tierras y los asentamientos estén coordinados con los gobiernos departamentales y municipales. Se les debe dotar de infraestructura, no es solo entregar planos y que la gente busque su tierra como lo hacía el Movimiento Al Socialismo (MAS). Hay que hacer un trabajo de planificación con todos los niveles del Estado y las comisiones agrarias. El MAS sabía que estas comisiones iban a ‘perjudicar’ a diferentes departamentos y por eso las dejaron inactivas.

¿Esto significa que entra en agenda la reactivación de estas comisiones durante su gestión?

Las comisiones agrarias son un tema fundamental. El anterior Gobierno había dejado de notificar a las comisiones para que se pronuncien sobre la dotación de tierras. A partir de ahí, las otorgaciones de tierras que se hicieron carecían de cumplimiento y base legal para hacer informes. Hubo tierra que no estaba apta para el uso de suelo o asentamientos como lo establece la ley y eso no es legal porque se evita la justicia.

Tomando en cuenta los menores ingresos en hidrocarburos y minería , ¿ven que el sector productivo pueda oxigenar la economía del país? ¿cómo está la agenda en este aspecto?

Sí, siempre lo he dicho y lo sostengo. El agro es uno de los sectores más importantes para el país. Hay que reactivarlo y ayudar, dentro de los márgenes legales que se permiten, para que funcione de la mejor manera. El sector productivo fue muy golpeado en estos últimos años.

Si bien el MAS aparecía ante los medios de comunicación con supuestos acuerdos y beneficios para exponer decretos, hablar de liberación para exportar y otro tipo de situaciones, lo que hemos visto es que había una decisión política de perjudicar a los productores que no tenían su derecho propietario, se encargaban de que no avancen los procesos de saneamiento y se utilizaba políticamente el tema de las dotaciones de tierra para asentamientos humanos que no eran legales.

Los productores demandan acceso a la biotecnología para mejorar los rendimientos y productividad del campo, ¿de qué manera se abordará este tema desde el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras?

Queremos y está en los planes fortalecer el tema de biotecnología. Incluso contamos con un departamento de investigación y desarrollo que está realizando un gran trabajo y en los próximos días haremos conocer las investigaciones que ellos han llevado adelante. Queremos profundizar en esto para coadyuvar al sector en las investigaciones que corresponden.

Es evidente que tenemos grandes problemas en la producción agrícola porque hay otros países que aplican la biotecnología de manera permanente y aquí en Bolivia con el Gobierno del MAS solo se percibían restricciones. Queremos dar apertura a todo lo que está relacionado a la biotecnología; es esencial si buscamos exportar y ser competitivos, por lo que también tenemos que innovar. Entonces, estamos abiertos a todo ello y es la línea que vamos a seguir con el Gobierno de Jeanine Añez.

Tomando en cuenta los anuncios e iniciativas del Ministerio de Desarrollo Productivo, ¿qué gestiones van a llevar adelante desde su Ministerio para acompañar la liberación de las exportaciones de productos de origen agropecuario?

Creemos que hay que ver y contemplar todas las medidas que vamos a proponer. Somos conscientes de que éstas deben ser consensuadas. Debe haber acercamiento con los sectores que de alguna manera se benefician o son afectados, eso es fundamental. A partir de ahí vamos a lanzar las iniciativas que corresponden, pero queremos dar la tranquilidad a los productores y actores del sector. Queremos dar el mensaje y que sepan que las medidas que se vayan a tomar no serán un perjuicio, sino un beneficio pensado en ellos y el desarrollo del país. Es nuestro deber.

En esta agenda de trabajo, que se consensuará con los actores productivos, ¿ han perfilado qué productos tienen potencial para salir al exterior?

El tema de la soya es un ejemplo. Hay que recordar que era una barbaridad cómo se gestaban las restricciones para la exportación de este grano. Perjudicó mucho en su momento porque, el hecho de que se hubiera determinado algo y de un momento a otro se le diga a los productores que se podía o no se podía exportar, llevó a la pérdida de mercados internacionales y la generación de negocios. Estos temas requieren tiempo y se llevan adelante con años de anticipación. Por lo tanto, éste es un ámbito que desde ya debe ser liberado, trabajado y que debe mantenerse así. El tema de la soya es solo un ejemplo, después hay más. Consideramos que estas iniciativas no ponen en peligro el mercado interno.

¿Cuál fue el criterio para designar al nuevo director departamental del INRA y de qué manera conformará su equipo de trabajo durante su gestión?

En el caso de Francisco Javier Ferrier (nuevo director departamental del INRA) fue invitado para dirigir la institución por su experiencia, su vida dedicada al ámbito agrario y no inmersa en política, por su carácter técnico, su desarrollo en el ámbito universitario y la confianza de una carrera limpia y meritoria. Reúne las condiciones para transparentar la entidad y bridar seguridad jurídica.

Los dos meses que estuve como directora de la entidad en Santa Cruz evidenciamos irregularidades cometidas en 14 años del Gobierno del MAS. Hay mucho por hacer, Santa Cruz y Beni son los departamentos que presentan más retraso en el tema de saneamiento. Hay que restaurar la institucionalidad del INRA en Santa Cruz y a escala nacional.

Como líder del ministerio sé que vamos a tener que hacerlo junto a las instituciones. Para este objetivo, se ha conformado un equipo de trabajo correcto y esperamos que de aquí en adelante se den mejores resultados para la ciudadanía. Las acciones a seguir están establecidas por ley.

Comentarios