Escucha esta nota aquí

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, criticó a la misión de asambleístas opositores (de las bancadas de Comunidad Ciudadana y Creemos) que viajaron a EEUU para sostener entrevistas y denunciar ante organismos internacionales la situación política y judicial en la que se han visto envueltas figuras de la oposición en la últimas semanas.

Mamani se refirió al asunto después de que los legisladores se reunieran con Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estado Americanos (OEA). El presidente de la Cámara Baja sostuvo que no debe haber injerencia de dicho organismo en los asuntos internos de Bolivia y criticó que la bancada opositora viajara a EEUU para 'pedir instrucciones', presentar quejas y tergiversar lo que ocurre en Bolivia.

"Repudiamos la postura de Luis Almagro, él no es ningún interlocutor válido, este señor que representa a la OEA", reprochó Mamani, a tiempo de exponer que las denuncias de los opositores sobre las violaciones a los derechos humanos en el país no tendrían fundamento, ya que desde la Asamblea enviaron una comisión para verificar si esta figura se plantea contra figuras de la oposición.

Tras la reunión con los parlamentarios bolivianos opositores, Luis Almagro sostuvo vía Twitter: "Recibí a asambleístas de Bolivia que expusieron su visión sobre situación del país. Para la Secretaría General (dela OEA) es clave el apego a Estado de Derecho, garantías civiles y políticas, independencia judicial y a vías pacíficas para que la democracia sea real y atienda necesidades de la gente".

Mamani dijo que la intervención de Almagro es una intromisión directa y que la OEA no tiene pleno conocimiento de lo que ocurre en el país.

“Vamos a pedir al presidente de los diputados, remitir al tribunal de ética a los parlamentarios de la derecha y se los suspenda del cargo... los diputados de derecha quieren volver a organizar un segundo golpe de Estado", manifestó a su turno el diputado Rolando Cuéllar (MAS).“Es para desestabilizar la democracia y la reactivación de la economía de este gobierno constitucional”, complementó.


Entretanto, el presidente de la Cámara Alta, Andrónico Rodríguez, considera que el viaje de los parlamentarios opositores es una muestra clara de que en Bolivia se respeta el derecho a la libre expresión y circulación. "Lo contrario que pasó con nosotros, no teníamos libertad de ir ni siquiera a un aeropuerto, no podíamos volar ni siquiera de Cochabamba a La Paz, ahora ellos pueden viajar tranquilos a EEUU, es su libertad”, reflexionó.

El titular del Senado señaló también que, al retorno de los parlamentarios de oposición, “se verá seguramente el carácter de urgencia e importancia”, para realizar dicho viaje, y que, también “se conocerán los resultados para el país y no solo para su grupo (político)”.

No obstante, desde las esferas del MAS también plantean formalizar una queja ante la Comisión de Ética, que se remitirá porque los parlamentarios opositores no cumplieron con la normativa interna. Es obligación nuestra que cualquier senador que vaya contra el reglamento de la Cámara de Senadores sea remitido a la Comisión de Ética”, sostuvo Rodríguez.


En esa línea, el diputado oficialista Juanito Angulo lamentó que la bancada de oposición en la Cámara Baja no haya comunicado ni solicitado autorización para viajar fuera del país, por lo que se demandará un informe y pedirá que sean remitidos ante la Comisión de Ética de esa instancia legislativa.

“Nos ratificamos en la denuncia de que su viaje responde a recoger directrices de la OEA y financiamiento económico para desestabilizar al gobierno constitucional del hermano presidente Luis Arce Catacora y del hermano vicepresidente David Choquehuanca”, manifestó.

En un contacto con EL DEBER, el diputado opositor Richard Rojas (Creemos) señaló que llevar a los opositores a una comisión de ética sería una muestra de que no hay democracia y expresó que no están cometiendo faltas, sino que acudir a organismos internacionales y sostener reuniones es un justo derecho.

"No vamos a callar, estamos del lado de quienes necesitan democracia en el país. No solo han salido estos comentarios, sino también montaron una foto sustituyendo nuestra bandera por otra americana. Bolivia no necesita mentiras y esto recuerda a la tramoya que montan con otros casos como el invento del golpe de Estado", expuso Ribera.

Comentarios