Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, afirmó ayer que existen los elementos suficientes para dar por cerrada la investigación por el caso terrorismo, sedición y conspiración, involucrando solo a la expresidenta Jeanine Áñez, detenida desde marzo en la cárcel de mujeres de Miraflores, ubicada en La Paz.

En contrapartida, la defensa de la exmandataria asegura que el proceso debe extinguirse después de que se conociera que el jefe del MAS, Evo Morales, se pronunció para que la exmandataria se mantuviera al frente del gobierno transitorio.

En el video difundido hace tres días Morales relataba en Chapare la estrategia que fue planteada en agosto del año pasado en la que solicitó cuidar a Jeanine Áñez porque garantizaba las elecciones de octubre de 2020, que permitiría el triunfo de Luis Arce. Además, mencionó que la entonces presidenta transitoria se encontraba debilitada por la corrupción y por la crisis económica y social provocada por la pandemia del coronavirus.

La autoridad explicó, a título personal, que la exmandataria incurrió en 13 vulneraciones a la Constitución Política del Estado (CPE), al asumir el poder en noviembre de 2019, después de la renuncia de Evo Morales.

Sin embargo, dejó en manos del Ministerio Público el análisis de si amplía o no el proceso o cita a declarar a otras personas. Actualmente se investiga la supuesta comisión de delitos de terrorismo, sedición y conspiración. “El caso ya debería estar cerrado porque existe una persona que cometió 13 vulneraciones a la Constitución Política del Estado y a los reglamentos de debates de diputados y senadores. Esa señora se llama Jeanine Áñez y cometió estos delitos en flagrancia porque no ha respetado las normas constitucionales de sucesión”, precisó.

Por este caso se encuentran detenidos los exministros Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán.

Por su lado, el abogado constitucionalista Williams Bascopé aseguró que con la declaración de Morales se deja sin sustento el relato del supuesto “golpe de estado” que intentó imponer el Gobierno y el MAS para desvirtuar el fraude en las elecciones de octubre de 2019 detectado por los observadores de la OEA.

Por la noche, el abogado Jorge Valda, que se incorporó recientemente al equipo de juristas que defiende a Jeanine Áñez, denunció que fue impedido de ingresar al penal de Miraflores para entrevistarse con su cliente.

 La alcaldesa de El Alto, Eva Copa, reaccionó indignada por los dichos del expresidente Evo Morales que señaló que si ella subía al mando presidencial los alteños “se iban a pelear por ministerios”. Enfatizó que esa “burla” desconoce la lucha de los vecinos para que el MAS vuelva al poder.

“El expresidente recibió gran apoyo de El Alto en sus gestiones. Hemos luchado para que vuelva al país y regrese con todo el derecho que tiene todo boliviano. Tiene que ser consciente y pedir disculpas”, señaló la autoridad.

Durante una reunión con jóvenes, el dirigente cocalero habló de la estrategia para lograr la victoria del MAS en las elecciones generales de 2020. “Yo digo, si fuera Eva Copa, los alteños se van a pelear por ministerios. Vamos a estar peleándonos”, afirmó entre risas Morales, tras mencionar que se debía “cuidar” a Jeanine Áñez.


Comentarios