Escucha esta nota aquí

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, fue llevado anoche a una clínica de la ciudad de La Paz porque presentaba escalofríos y fiebre elevada. Sin embargo, solo acudió para someterse a una evaluación y después retornó al aislamiento que cumple en un departamento, según conoció EL DEBER.

La autoridad fue diagnosticada con Covid-19, junto a su edecán, un capitán de la Policía Boliviana, y guarda cuarentena, bajo estricta supervisión médica, para evitar cualquier tipo de complicaciones.

“Ayer tuvo un leve dolor de su cuerpo y lo estaban tratando. Presentaba un cuadro un tanto preocupante”, dijo a este medio un colaborador del Órgano Ejecutivo, que pidió mantener en reserva su identidad.

Los datos indican que en la víspera el ministro fue a realizarse un chequeo, pero hoy mostró mejoría. “Está mejor, fue a un control porque presentaba escalofríos y temperatura, pero no es para preocuparse”, acotó la fuente.

El jueves la ministra de Salud, Eidy Roca, confirmó que Núñez contrajo el coronavirus y se encontraba estable. La autoridad se aisló desde el martes por la tarde, tras tener un contacto con una persona infectada.

“Gracias a Dios me encuentro estable, aislado, tal como establecen los protocolos de bioseguridad y cumpliendo con la medicación”, había dicho el titular de la Presidencia en una conferencia de prensa.

Ayer el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dijo que son siete los colaboradores directos de Jeanine Áñez que “cayeron” por Covid-19. Hoy se confirmó que la autoridad de Minería, Jorge Oropeza, también dio positivo y se conoce que al menos una decena de funcionarios del Ejecutivo están aislados a la espera de confirmar o descartar el contagio.