Escucha esta nota aquí

El ministro de Salud, Marcelo Navajas, confirmó que dio luz verde a las pruebas rápidas de Covid-19 basadas en antígenos, que se aplicarán a personal de salud y a algunas empresas privadas que las han comprado para aplicar a sus trabajadores. Señaló que el Gobierno ya elaboró el protocolo para usar estas pruebas desde el lunes próximo.

La autoridad, durante una entrevista con la Red Uno, aclaró que estas pruebas no son ciento por ciento seguras. “Quienes las aplican deben ser cuidadosos y basarse en los síntomas, porque incluso saliendo negativas pueden ser en realidad positivas. En estos casos (que levantan sospechas porque hay presencia de algún síntoma) se debe aplicar una prueba molecular (PCR) para confirmar el diagnóstico. Síntomas importantes deben ser: si persiste en el empleado o funcionario el dolor de cabeza y sobre todo la fiebre que es un dato importantísimo. También están la pérdida del gusto y del olfato hasta llegar a la dificultad respiratoria, que lleva al paciente a la necesidad de internación”, aseveró.

Por eso, en principio las pruebas rápidas estaban restringidas al personal de salud. Pero, la autoridad reveló que “varias empresas definieron comprar estas pruebas rápidas porque pudieron tener acceso a ellas y las están implementando de acuerdo a un protocolo que el Gobierno les dio y con los cuidados que deben tener”, manifestó.

Cabe recalcar que el Ministerio de Salud de Bolivia ha ido cambiando su postura respecto a las pruebas rápidas cuya fiabilidad siempre fue puesta en duda en el mundo entero. En un inicio de la emergencia sanitaria las prohibió, luego se flexibilizó para poder aplicarlas al personal de salud ante la escasez de pruebas PCR, y actualmente ha dado luz verde para que ciertas industrias y empresas privadas las utilicen en su personal en estricto apego a un protocolo que acaba de elaborar el laboratorio Inlasa.

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, manifestó que conoce que hay iniciativas de algunas industrias que están “contratando laboratorios para realizar pruebas PCR y logrando acuerdos con sus trabajadores, pero sinceramente no conozco sobre esto de las pruebas rápidas”.

Aunque prefieren manejar el tema en reserva, EL DEBER conoció casos de empresas industriales que han decidido adquirir miles de estas pruebas para aplicarlas cotidianamente a sus empleados, y de esta forma reducir la posibilidad de una suspensión inmediata de actividades, que es lo que norma el protocolo gubernamental para el funcionamiento de fábricas.

Empresas de diferentes rubros compraron estas pruebas “y a ellas se les ha autorizado. Para nosotros, el principal punto (de aplicación) es en el sector salud, que vamos a empezar a implementar, esperamos que hasta la próxima semana tengamos un lote”, manifestó Navajas.

El ministro confirmó también que entre el 16 y el 20 de mayo estarán en Bolivia las otras pruebas moleculares, que son GenExpert (con igual grado de fiabilidad que las PCR), para las que ya se instalaron 23 equipos en todo el país, y con las que se multiplicarán la cantidad de pruebas que se hacen ahora.

Estos equipos Genexpert ya estaban en el país para la detección de VIH y tuberculosis, “pero se necesitaba un nuevo tipo de cartucho que se pone a la máquina para que trabajen en la detección del coronavirus. Estos kits no estaban disponibles para la venta en el mercado internacional si no hasta mediados de marzo. Entonces hicimos el pedido y esos son los que llegarán para la segunda quincena de mayo”, concluyó el ministro.


Comentarios