Escucha esta nota aquí

El Gobierno, a través del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, aseguró que continúa vigente la idea de decretar un estado de excepción (estado de sitio para la anterior CPE); sin embargo, la decisión de su ejecución y su alcance se definirán en la reunión de gabinete de este miércoles, en la que los 10 ministros que fueron delegados a los nueve departamentos y El Alto rindan un informe sobre el cumplimiento de la cuarentena total declarada por la presidenta Jeanine Áñez. El MAS se opone a la medida y recuerda que “vivimos en un estado demorático”

Murillo resaltó que “es importante el estado de sitio. Le he informado a la Presidenta lo que estamos viviendo en el país, la verdad es que hay lugares que son muy duros para cumplir con la cuarentena, pero también hay que reconocer nomás que somos un país al que no le gusta respetar ciertas cosas. Vi con preocupación ayer en Santa Cruz a la gente moverse, como si fuera un Día del Peatón, lo mismo en Sucre y en Cochabamba. Hay lugares donde a la gente no le importa, en esos (lugares) sugerí a la Presidenta un estado de sitio, pero veo también que en otros lugares está complicado”.

Por ello, anunció que se analizará este tema en la reunión de gabinete del miércoles. “La presidenta pidió un informe a todos sus ministros, y definiremos qué haremos con el estado de excepción, habrá que analizarlo y definirlo, es un tema muy importante”, aseveró y complementó que el país puede salir “muy bien parado del coronavirus siempre y cuando hagamos las cosas correctas”.

Cuando se le consultó si es que, por el incumplimiento no sólo en lugares críticos, sino en todo el país, el estado de sitio podría extenderse, el ministro Murillo no lo descartó y respondió que “esa será una decisión que tomará la Presidenta, analizando el estado de cumplimiento en todo el país y reciba el informe de los 10 coordinadores”.

El jefe de bancada del MAS en Senadores, Efraín Chambi, señaló que “como bancada del MAS invocamos ayer a la población boliviana a asumir un compromiso con conciencia en esta obligación que tenemos todos los bolivianos y bolivianas, de acatar las medidas de prevención y contención con el coronavirus. Confiamos en la conciencia del pueblo boliviano y entendemos que no será necesario un estado de sitio, puesto que estamos en un estado democrático de derecho y esperemos no llegar a ese extremo”.

Manifestó que el Gobierno debiera valorar “muy objetivamente el actual gobierno de transición” y criticó que el MAS ve “mucha debilidad en la capacidad de las fuerzas de orden en la capacidad de persuadir e incidir en la población boliviana, Imagínese, anoche ingresaron como cinco buses, al menos 400 bolivianos provenientes de la frontera con Pisiga. Y en este momento esos vehículos llevan a esas personas sin un control previo y medidas de bioseguridad. Ahí se ve la fragilidad de la institución y el estado mismo como tal. Los puntos de ingreso no están bien cerrados ni controlados”.
 
Sobre el tema, el ministro Murillo manifestó que “al principio pensamos que era un pequeño grupo que quería entrar y que podíamos llevarlos a aislamiento a un regimiento. Pero el número creció demasiado y ya no podíamos guardarlos ahí. Hay que aclarar que ninguna de estas personas presenta síntomas, y esa situación está absolutamente verificada porque enviamos una brigada de médicos que hicieron una revisión exhaustiva”.

Tras la revisión, los galenos autorizaron su remisión a sus lugares de origen. “No los podemos remitir a la calle, ni a sus casas. Por ello se los llevará a refugios donde harán cuarentena. Cumplen sus 14 días, y todos se irán a sus casas”.

Adelantó que es posible que hoy llegue hasta la frontera otro grupo. “Lo que pasa es que son bolivianos que, por esta emergencia se quedaron sin trabajo o desean volver a la patria. Es un país, donde es difícil sustentarse sin ingresos. No dejarlos entrar sería como si una madre le cerrara la puerta a su hijo, por más que declaremos estado de sitio. Los recibiremos a todos, pero cumpliendo el protocolo de 14 días que aconseja la OMS/OPS. Y si alguna persona no quiere hacer cuarentena, irá presa, aquí no estamos jugando. No hay opción”.

El senador del MAS señaló que Chapare ya manifestó que acata la cuarentena con disciplina, El Alto lo hará en el transcurso de hoy. “Hechos de agresiones como el ocurrido en Oruro, de vecinos contra la Policía no comprometen al MAS. No es una acción nuestra, entendemos que son actos aislados, o tienen otro tipo de enfoque”.

Comentarios